Más

Suscribirse

Redes Sociales

Gobierno chileno confirma intento de robo en Ministerio de Bienes Nacionales

El Gobierno chileno confirmó otro intento de robo a una secretaría de Estado -esta vez al Ministerio de Bienes Nacionales- consultado por los avances en la investigación que busca esclarecer la sustracción de 23 portátiles -que ya fueron recuperados por la Policía- y una caja fuerte desde el Ministerio de Desarrollo Social.

Respecto de este último hecho, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalves, señaló que “no es habitual que un ministerio sea víctima de un delito y que a un ministro le suplanten su identidad para cometer un robo“.

El delito fue catalogado como “anómalo” por parte del cuerpo de Carabineros y que causó múltiples reacciones en el espectro político nacional, además de abrir una investigación en el Ministerio Público.

La Fiscalía confirmó el hallazgo de los portátiles sustraídos del Ministerio de Desarrollo Social, “todo en completo estado y constitución”, según se indicó.

No se tienen datos sobre la caja fuerte también robada por los tres sujetos sin identificar que ingresaron al edificio de Desarrollo Social. Uno de ellos se hizo pasar por el ministro de la cartera, Giorgio Jackson, a través de una llamada telefónica.

Al momento hay dos personas que han sido formalizadas por este robo: un joven que cumple condena en una cárcel y su abuela.

El joven, que cumple condena por robo desde 2018 en una cárcel de Santiago, está acusado de ser el responsable intelectual del robo, mientras que su abuela está acusada de encubrimiento.

Según las autoridades judiciales, el joven llamó desde el interior del penal al guardia de seguridad del ministerio haciéndose pasar por el ministro Jackson y le dijo que tres supuestas sobrinas irían a recoger unos computadores y una caja fuerte.

El robo tiene lugar en plena investigación del llamado “Caso Convenios” sobre supuestas irregularidades en el traspaso de fondos públicos a numerosas fundaciones privadas a lo largo de todo el país.

El primer caso estalló en junio en el norte del país, en la región de Antofagasta, por millonarios convenios suscritos entre la delegación regional del Ministerio de Vivienda y la fundación Democracia Viva, vinculada a militantes de Revolución Democrática, uno de los partidos de la coalición oficialista y que fue fundado por el propio Jackson.

La polémica ha golpeado al Gobierno, que anunció una auditoría interna por todo el país para aclarar si existen irregularidades en la entrega de subvenciones públicas, una de las cuales se remontará a la legislatura durante la administración de expresidente conservador Sebastián Piñera (2018-2022).

Jackson, uno de los ministros más cercanos al presidente Gabriel Boric y compañero de luchas estudiantiles hace una década, ligó el jueves directamente el robo de ordenadores con el “Caso Convenios” y dijo que la información de los ordenadores sustraídos está “respaldada”.

La oposición de derecha lleva semanas pidiendo la renuncia de Jackson por el “Caso Convenios” y ha subido el tono de sus críticas en las últimas horas, sobre todo el partido conservador Unión Demócrata Independiente (UDI). EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *