Más

Suscribirse

Redes Sociales

Gobernador desafía a presidente boliviano a debatir su “Gobierno autoritario”

El líder opositor y gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, detenido por los hechos de la crisis política en Bolivia en 2019, desafió este martes al presidente del país, Luis Arce, a un “debate” en el que el jefe de Estado hable de su “Gobierno autoritario”.

Los colaboradores de Camacho, que desde su detención la pasada semana manejan sus redes sociales, publicaron una carta firmada en la que el gobernador cruceño se dirige al mandatario para plantear ese desafío.

“Sea valiente y acepte un debate conmigo. Un debate donde usted defienda a su gobierno autoritario, en contra del proyecto democrático de las regiones y de todos los bolivianos que queremos vivir en paz y sin dictadura”, escribió Camacho a Arce.

El gobernador cruceño mencionó en el texto que el caso llamado “golpe de Estado I”, por el que la Policía lo apresó la pasada semana acusándolo de terrorismo, “es un caso inventado” que tiene la finalidad de “buscar una revancha” contra los que en 2019 salieron a defender la democracia.

El oficialismo sostiene que ese año hubo un golpe de Estado contra el entonces presidente Evo Morales, mientras que los opositores aseguran que la renuncia de Morales a la Presidencia fue consecuencia de las protestas ante las denuncias de un fraude a su favor en los fallidos comicios generales de ese año.

En su carta, Camacho menciona que Arce “representa el proyecto dictatorial” de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), en tanto que él, desde prisión, simboliza a su región, “la lucha por la democracia” y la “indignación de millones de bolivianos” contra el Gobierno.

Al final del escrito, el gobernador de Santa Cruz asume que Arce “no aceptará” el debate y menciona que tanto el mandatario como él son “responsables ante la historia” por la situación del país.

“Usted (Arce) por buscar revancha y conducir a nuestra Bolivia a una senda de dictadura, y yo aquí preso por levantarme junto a mi pueblo para impedir el fraude y cuidar la democracia”, finalizó Camacho.

El gobernador opositor cumple la detención preventiva que le impuso un juez por cuatro meses en un penal de máxima seguridad, a 35 kilómetros de La Paz y a casi 4.000 metros de altitud, en pleno altiplano boliviano.

La detención y el encarcelamiento de Camacho ha provocado incesantes protestas en Santa Cruz que han derivado en enfrentamientos entre quienes piden su libertad y la Policía, donde ha habido destrozos a varias instituciones públicas con decenas de arrestados por esos sucesos.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *