Más

Suscribirse

Redes Sociales

Giran órdenes de aprehensión contra Rafael Olvera Amezcua, dueño de Ficrea

Autoridades mexicanas ejecutaron este lunes dos órdenes de aprehensión contra el financiero Rafael Olvera Amezcua, quien era el principal accionista de la microfinanciera Ficrea, intervenida en 2014 por el Gobierno mexicano por un desfalco millonario a miles de ahorradores.

Una de las órdenes de aprehensión es por su probable responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita por 230 millones de pesos (10,8 millones de dólares), mientras que otra, ejercida por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), tiene que ver con el delito de fraude genérico, cometido contra accionistas y ahorradores de dicha financiera.

“El mandamiento judicial fue cumplimentado por elementos de la Policía de Investigación (PDI), adscritos a la Coordinación de Cumplimiento y Ejecución de Mandamientos Judiciales, al interior del Reclusorio Preventivo Varonil Sur”, precisó la FGJCDMX en un comunicado.

Olvera Amezcua afronta al menos cinco órdenes de aprehensión en México por crímenes como delincuencia organizada y operaciones con recursos de origen ilícito.

La semana pasada el exdueño de Ficrea fue deportado de Estados Unidos a México tras permanecer detenido desde 2019 pues afrontaba una ficha roja (orden de búsqueda y captura) emitida por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) a petición de la Fiscalía mexicana.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) intervino en noviembre de 2014 a Ficrea, una sociedad financiera de ahorro popular, al detectarse irregularidades en sus reportes financieros.

Según las autoridades, del total de fondos aportados por miles de ahorradores, 2.700 millones de pesos (unos 130,8 millones de dólares al tipo de cambio actual) se usaron en transferencias al extranjero, compra de bienes e inmuebles no relacionados con las actividades de la sociedad, así como gastos personales de socios.

El 8 de enero de 2015, la Interpol emitió una ficha roja para localizar a Olvera Amezcua a solicitud de la Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía General de la República (FGR), lo que implicaba que era buscado en 190 países.

Y el 5 de octubre de 2015 un tribunal federal mexicano declaró en estado de quiebra a la microfinanciera, en vista de que sus activos eran muy inferiores al monto de las deudas con sus acreedores.

Ahorradores afectados por las operaciones irregulares de la financiera han exigido al Gobierno de México la devolución íntegra de su dinero, argumentando que ellos entregaron sus ahorros a una institución autorizada y regulada por el Ejecutivo a través de la CNBV.

Esta tarde se espera la comparecencia del empresario ante un juez para determinar su situación jurídica. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *