Más

Suscribirse

Redes Sociales

Gaza al borde de otra catástrofe humanitaria por los intensos bombardeos israelíes

EFE/EPA/MOHAMMED SABER
EFE/EPA/MOHAMMED SABER

Cientos de bombardeos aéreos han elevado  el balance de muertos en Gaza hasta los 830, con más de mil hogares completamente destruidos y 140.000 personas acogidas en refugios en la Franja, que ha quedado aislada del mundo tras el cierre de la frontera con Egipto, bombardeada también.

Hamás, la organización islamista que desencadenó el estallido del conflicto con su ataque sorpresa contra Israel el sábado pasado, advierte que el bloqueo total de la Franja, junto con la paralización de la planta eléctrica por falta de combustible, hace prever una crisis humanitaria, sanitaria y medioambiental.

Según los testimonios presenciales, los bombardeos a edificios residenciales llegan sin previo aviso, omitiendo la práctica, habitual en anteriores operaciones de Israel contra Gaza, de lanzar primero un cohete ruidoso pero inofensivo, para dar a los habitantes de un edificio un breve tiempo para salir.

Además, los bombardeos solían ser tan precisos que las casas inmediatamente vecinas al objetivo escogido solían quedarse incólumes, salvo por alguna ventana rota, mientras que ahora, los explosivos no solo pulverizan un edificio sino que destruyen también varias casas vecinas.

“El estruendo de las explosiones y los tiroteos dispara la ansiedad colectiva. Estamos al borde de la extenuación y la desesperación”, indicó a EFE Mara Wahidi, una joven de 24 años que había vuelto a Gaza desde Turquía hace apenas dos semanas, “llena de esperanza”.

“Ahora mis sueños están rotos. La escasez de agua, la falta de electricidad y la inestabilidad de internet son una realidad que convierte cada día en una lucha por la supervivencia”, apuntó la joven.

La última actualización de las autoridades gazatíes registra 830 muertos en Gaza y 4250 heridos.

Unas 140.000 personas se hallan en refugios, 168 edificios residenciales se han derruido por completo, más de mil hogares han sido destruidos, 12.600 casas han sufrido daños y medio millar es ahora inhabitable, según la oficina de prensa del Gobierno palestino.

El hospital de Ain Shifa en la ciudad de Gaza ha recibido 500 víctimas, entre muertos y heridos, y un centro médico en la ciudad ha tenido que cerrar tras ser alcanzado por un bombardeo aéreo.

El Ministerio de Exteriores palestino acusó a Israel en un mensaje en la red X, antes Twitter, de utilizar “fósforo blanco, prohibido internacionalmente, en el área de Al Karama”, en el extremo noreste de Gaza, difundiendo un vídeo que muestra munición incendiaria que despide humo blanco desperdigada en un descampado entre edificios.

Además, por primera vez desde 2008, Israel ha bombardeado el puerto de Gaza, aunque en este caso avisó previamente a los habitantes de la zona.

Según el Ejército israelí, las Fuerzas Aéreas han concentrado sus ataques desde ayer en la zona de Jan Yunis, en el sur de Gaza, donde ha lanzado hoy unos cien bombardeos contra el barrio alrededor de la mezquita de Al Forqan, que consideran “un centro de la organización terrorista Hamás, desde donde se lanzan las operaciones contra Israel”.

También se han efectuado bombardeos en la zona de Rafah, fronteriza con Egipto, para destruir un túnel usado para introducir clandestinamente armamento y equipos a Gaza, señala un comunicado castrense.

Según la agencia palestina Sanad, el bombardeo de Rafah ha impactado en la tierra de nadie entre el puesto fronterizo gazatí y el egipcio, impidiendo el uso del cruce.

El bombardeo hizo que camiones egipcios con combustible y otras mercancías para Gaza se retiraran, y desde entonces, este paso fronterizo, brevemente abierto esta mañana, está cerrado, lo que mantiene a la población de 2,2 millones de personas de Gaza atrapada en la Franja, y aislada de ayuda exterior.

En los bombardeos de la pasada noche murieron dos altos cargos de Hamás, según informó la oficina de prensa de las Fuerzas Armadas israelíes y confirmaron a EFE fuentes de Gaza.

Se trata de Yoad Abu Shmala, ministro de Economía de la Franja de Gaza, quien manejaba la financiación de las operaciones armadas dentro y fuera de la Franja de Gaza, así como Zacaría Abu Maamar, jefe del departamento de relaciones internas, que participaba en la planificación de ataques contra Israel, asegura la nota castrense.

Hamás ha asegurado que actualmente no hay negociaciones con el Gobierno de Israel, pero sí esfuerzos diplomáticos para alcanzar un entendimiento mediante intermediarios,

Se trata de presionar a Israel para que reduzca su táctica de castigo colectivo contra la población de Gaza y prevenir los daños a civiles, aseguraron fuentes de la organización a EFE, que descartaron negociar un intercambio de prisioneros bajo condiciones de guerra.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *