¡Furor por llegar a Estados Unidos!

121 vistas
4 min lectura

Por Reyna Luna

Mission, Texas.- El sueño de llegar a los Estados Unidos es tan grande que a una hondureña no le importó cruzar el Río Bravo hacia Mission, Texas a una temperatura de un 1 grado C bajo cero para dar a luz a su hijo en tierra norteamericana.

De esta forma su hijo, inmediatamente, obtiene todos los derechos de un ciudadano norteamericano y tendrá cuidado médico, alimentación y educación -posiblemente hasta la Universidad- gratis. Ese es el sueño americano que muchos -no todos- persiguen.

Y a partir del viernes 19, por lo menos 25 mil migrantes -especialmente centroamericanos- que aguardaron su respuesta por asilo en la frontera norte de México podrán cruzar a los Estados Unidos, cada uno con un sueño por realizar.

Al norte del Río Bravo los espera una frontera en crisis por la pandemia, el cierre de negocios y el alto desempleo que no ve con buenos ojos su llegada, pero la orden proviene del nuevo Presidente Joe Biden.

Una orden que sin duda se caracteriza por la falta de planeación que seguramente dejará pingues ganancias a quienes medran con la “necesidad” de los inmigrantes.

Los albergues -religiosos o no- reciben millonarios apoyos del mismo gobierno y de la sociedad civil, muchos de los cuales operan gracias al voluntariado de cientos de personas. Negocio redondo.

Los buscadores de asilo al parecer cruzarán por tres puentes: Brownsville, frontera con Matamoros, Tamaulipas; El Paso, frontera con Ciudad Juárez y San Isidro, frontera con Tijuana y, se prevé que reciban exámenes de Covid-19 al entrar y tras cumplir con el registro se les pondrá un grillete en el pie.

Algunas organizaciones ven con buenos ojos que finalmente todas estas personas que sufrieron por frío, hambre, violencia, etc., pueden cruzar, pero critican el hecho de que el gobierno federal tome una decisión tan grande sin planear detalladamente cómo atenderá a esos 25 mil que se aproximan.

La mayor parte de ellos no se quedará en la frontera. Los centroamericanos tienen bien pensado a donde van, generalmente a estados como California, Nueva York, Florida o Virginia o en las mismas ciudades texanas al norte de la frontera como Houston o Dallas.

En la frontera, su llegada no fue bien vista porque estos 25 mil llegarán sin documentos migratorios y millones de mexicanos han sido vetados para entrar a los Estados Unidos a pesar de tener documentos migratorios, lo que es visto como una injusticia, y la razón les asiste.

La frontera está paralizada desde marzo del 2020 y no se ve voluntad de parte del gobierno mexicano para negociar con el norteamericano lo que está provocando el cierre de negocios con la consecuente pérdida de empleos de miles a ambos lados de la frontera.

Foto EFE

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Revelan el intento fallido de Emma Coronel para una tercera huida del Chapo

Siguiente noticia

Regular las redes sociales…no es censura a la libertad de expresión, es meter en cintura a corporativos del internet