Más

Suscribirse

Redes Sociales

“Fuga de Reinas”, cuatro mexicanas se buscan a sí mismas en filme de Netflix

La película “Fuga de Reinas”, escrita, producida y protagonizada por la mexicana Martha Higareda, relata el viaje en busca de sí mismas de cuatro mujeres por el sur de México, explicaron integrantes del elenco en entrevista con EFE.

Desde el regreso de Ulises a Ítaca en la “Odisea” de Homero, hasta las peripecias del Don Quijote de Miguel de Cervantes, el arte ha otorgado diversidad de sentidos al viaje; para la mexicana Alejandra Ambrosi, otra de las protagonistas, “Fuga de Reinas” es una travesía en coche hasta el interior de sus personajes.

“Inconscientemente es la búsqueda de amor propio y de encontrarse a sí mismas”, expuso.

La película, que se estrenará este viernes en Netflix, narra la aventura de cuatro amigas que, a bordo de un antiguo coche y acompañadas por buenas canciones, viajan hasta Puerto Morelos (Quintana Roo, sur de México) huyendo de sus vidas rutinarias y centradas en los demás.

“En el caso de Marilú, está demasiado dada hacia afuera, hacia sus hijos y su familia, y por tercer año consecutivo su esposo se olvida de su aniversario. Y entonces dice: ‘ahora me toca a mí, verme a mí, darme mi lugar y viajar’. Aunque la verdad esto es algo que descubren en el viaje”, reflexionó Ambrosi sobre su personaje.

En contraste, Famela, el personaje que encarna Paola Núñez, aprovecha la aventura para esparcir las cenizas de su difunta madre.

“Y no se da cuenta de que en su proceso también se va a poder soltar de una manera emocional”, subrayó Núñez.

La búsqueda de su esencia, no obstante, no tiene un tono dramático ni existencial, sino que está cubierta por una capa de humor y de burla de sí mismas que hace de “Fuga de Reinas” una película diferente.

“Es importante contarlo con comedia, porque es un vehículo importantísimo para la autorreflexión”, indicó Valeria Vera, quien interpreta a Estrella.

En su travesía entre las regiones selváticas y los cenotes de la península de Yucatán, las cuatro amigas conocerán a Lola (Claudia Pineda), quien se unirá al grupo de aventureras.

“Lola las acompaña y es testigo del crecimiento que tienen”, indicó la mexicana Pineda.

HIGAREDA, PRESENTE EN TODO EL PROCESO

La historia de “Fuga de Reinas” germinó en la cabeza de Higareda, pasó por sus manos en el proceso de producción y se hizo realidad con ella delante de las cámaras.

Aunque no es la primera vez que la afamada actriz, conocida por obras como “Amarte duele” (2002), “Reyes de la calle” (2008) o “Cásese quien pueda” (2014), escribe, produce y actúa en una misma película, esta vez se sintió especialmente cómoda.

“Es un reto, pero me sentí todavía mucho más cobijada. De la primera película que hice, que ya fue hace mucho tiempo, a esta ya siento que el equipo que armamos fue el ‘dream team’ (equipo soñado). Todas las actrices con las que me hubiera gustado trabajar estaban aquí”, comentó al señalar a sus compañeras.

El apoyo de su equipo de producción, en el que estuvo su hermana, le alivió en los momentos en los que debía asumir su papel de actriz.

“Y luego, en el corte, volvía a ser productora. Estaba en todos lados, pero siento que estuvo padrísimo (buenísimo)”, dijo.

Su omnipresencia, reconoció, le llevó en ocasiones a descuidarse de su propio personaje (Paty), al que no le estaba dando especial profundidad, algo de lo que no se dio cuenta hasta que intervino el director de la película, Jorge Macaya.

“Me dijo: ‘no te estás dando cuenta (…), le estás dando a todos los demás personajes un montón de elementos increíbles y al tuyo no le estás dando nada'”, recordó.

UNA HISTORIA QUE BEBE DE LO PERSONAL

Pese a la oleada de producciones mexicanas que narran historias desde la perspectiva femenina, Higareda aseguró que el punto de vista de “Fuga de Reinas” no está influenciado por ello.

“Yo escribo respecto a la historia que en ese momento me llega (…), tiene que ver con el proceso de vida que esté viviendo en mi viaje como escritora, como los pintores que pintan lo que están viviendo”, manifestó.

La idea nació de un proceso “personal e interno”, en el que se dio cuenta de que “el amor romántico y el hombre que viene y te rescata” no es realmente de esa forma.

“Encontrar el amor propio primero, para que entonces puedas compartir desde ahí con tu pareja. Ese era el viaje para mí, como el de estas cuatro chicas”, relató. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *