Frontera sin Ley… la peor experiencia migratoria

409 vistas
6 min lectura
Julieta Aponte l Ángel Metropolitano

Por fortuna tuve la oportunidad de irme a vacunar contra Covid-19 a la ciudad de McAllen en Texas, en el país vecino.

Llegué a vacunarme al Walmart, tardé aproximadamente 20 minutos en lo que tomaban mi registro y preparaban mi vacuna.

Sabemos que en México el proceso de vacunación va muy lento y a mí me urgía vacunarme, ya que padezco asma y no podía esperar más. (Ahorré bastante para poder vacunar)

Salí de la Ciudad de México hacia McAllen en avión, al llegar a Estados Unidos tuve suerte de que los agentes aduanales nos trataran bien (siempre hay historias donde siempre hay problemas de racismo) pero aquí empieza la historia en la frontera.

Al cruzar la frontera lo tuve que hacer caminando, es un proceso muy rápido, pagas un dólar o $26 pesos para pasar.

Caminas aproximadamente un kilómetro o menos, en mi camino me puse a pensar en los paisanos que cruzan la frontera de manera ilegal lo que sufren para tener un mejor sustento para su familia, el calor es insoportable y lo único que yo tuve que hacer es caminar en la sombra.

Llegando a migración en Reynosa, Tamaulipas los agentes aduanales con actitud de superioridad, tratando mal a las personas y yo tuve la peor suerte.

Me tocó una agente aduanal que empezó aventar mis cosas, me cobró de más por una ropa interior usada (venía en una bolsa aparte para que no se juntara con las demás cosas) y una laptop de la marca Apple que tiene conmigo más de 5 años, obviamente ella hizo sus cuentas chinas y me terminó por cobrar los impuestos de eso.

La laptop la estaba aventando varias veces, la agitó y me decía: “esto es nuevo y como no traes ticket tendrás que pagar…”

Empezó a hacer las sumas de los tickets, yo tenía entendido que la comida pasaba gratis y aun así seguía sumando.

Mientras la gente con papeles americanos pasaban, ni siquiera los revisaban y no pasaban por los rayos X y no les hacían preguntas, simplemente enseñaban su identificación y listo, en cambio los mexicanos haciendo una fila a un lado.

Es importante subrayar que la máquina de rayos X no estaba en funcionamiento y no te pasaban por el detector de metal. Esto es un foco rojo por el cruce ilegal de armas y drogas.

Julieta Aponte l Ángel Metropolitano

De seguridad migratoria solo estaba la agente aduanal y un policía de la Guardia Nacional.

¿Mi único error? Traer maleta y una bolsa de “marca”.

Mi papá fue directo a pagar los impuestos y el problema no es pagar impuestos, es la forma en la que te tratan, pero también se me hace injusto que te quieran cobrar impuestos por cosas USADAS.

Mientras yo esperaba la agente aduanal y otro policía empezaron a verme y a decir «no sé qué creen los mexicanos para querer cruzar lo que se les dé la gana, son un cáncer».

Yo decidí no decir nada para no meterme en problemas, pero aun así seguían viéndome y hasta burlándose de mí porque el policía dijo “mírala hasta sudando está la tipa”.

Saliendo de migración tomamos un taxi directo al Aeropuerto Internacional de Reynosa, el taxista nos comentaba que los agentes aduanales están enojados porque les asignaron policías de la Guardia Nacional y ya no pueden hacer sus tranzas… también comentó que muchos mexicanos ya no quieren cruzar caminando la frontera en primer lugar por los malos tratos de los agentes aduanales y por el cobro de intereses a lo loco y sin sentido.

«Los mexicanos ya no quieren cruzar caminando porque siempre reciben malos tratos por parte de los agentes aduanales, yo me enteré que a un señor de la tercera edad le aventaron la maleta pasando el control de seguridad y no hizo nada más que seguir caminando…» comentó el taxista.

¿Esto se les hace justo?

Yo he cruzado varias veces la frontera de México a Estados Unidos y Estados Unidos México en auto y jamás me había afrontado a este tipo de tratos, estoy realmente sorprendida

No entiendo la razón por qué nos tenemos que tratar así entre mexicanos, tenemos que apoyarnos, nos tenemos que tratar bien entre paisanos, es una lástima que en 2021 sigan estos tratos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

San Francisco, la capital gay del mundo

Siguiente noticia

La UE y EEUU celebran pasar de competir a colaborar en aeronáutica civil