Francis Kurkdjian, el aroma del éxito

347 vistas
2 min lectura
Fotografía – Facebook: @franciskurkdjian

Alcanzando el éxito con tan solo 24 años, Francis Kurkdjian se ha ganado un nombre en la industria de las fragancias con letras de oro. Estableciéndose como un prolífico perfumista al brindarle al mundo creaciones tan icónicas como Le Male para Jean Paul Gaultier, su sensibilidad lo ha llevado a colaborar con marcas de lujo como Dior, Guerlain o Yves Saint Laurent.

A la corta edad de 15, Kurkdjian inició su sueño cuando leía un artículo en una revista francesa acerca de cuatro grandes perfumistas, y a partir de ahí su pasión lo llevó a inscribirse en el ISIPCA, la escuela internacional de perfumería, cosechando éxito tras éxito desde su graduación.

Maison Francis Kurkdjian Paris nace en 2009 gracias a su alianza con Marc Chaya. Ambos se conocieron en el cumpleaños de un amigo en común, al sentarse uno al lado del otro, consolidando una alianza que los llevo a unir sus talentos, el de Francis con su arte en perfumes, y el de Marc con su experiencia en el mundo de los negocios.

Los aromas que Kurkdjian crea y ofrece son un referente para el mundo, con notas que van desde florales a amaderadas, la idea del perfumista es darles a sus clientes la libertad de ser quien ellos quieran ser, sin preocuparse por la calidad, ya que de eso se encarga él.

El imperio se ha consolidado como único en su nicho, abarcando fragancias para hombre, mujer, unisex; productos para el cuidado de la piel como cremas o aceites para piel, y ahora expandiéndose para incluir artículos para el hogar como velas aromáticas.

Con distinciones como el Premio François Coty por los logros de su vida y el nombramiento de Chevalier des Arts et des Lettres (Caballero de las Artes y las Letras) en 2008, Francis Kurkdjian ha llevado la tradición de la perfumería francesa a un ambiente moderno e innovador.

 

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

«The Novice», historia de una universitaria LGTBI, gran ganadora de Tribeca

Siguiente noticia

«La Compañía. Intervenir para contar la realidad», instalación que busca la reflexión sobre mina mexicana