Más

Suscribirse

Redes Sociales

Forenses hallan fragmentos óseos al excavar en zona de masacre en El Salvador

Un grupo de forenses localizó “pequeños restos de fragmentos óseos” relacionados con la masacre de El Mozote, donde unos 1.000 civiles fueron ejecutados a manos del Ejército de El Salvador en 1981, informó este viernes la organización humanitaria Cristosal.

“Luego de cinco días de trabajo, el equipo argentino de Antropología Forense (EAAP) y el Instituto de Medicina Legal encontraron pequeños restos de fragmentos óseos en el cantón Cerro Pando, caserío El Barrial en Meanguera, Morazán”, precisó la fuente en un comunicado.

“Los fragmentos son tan pequeños que no se sabe si se logrará hacer el análisis para determinar la identidad. No se puede llegar a una conclusión ahorita”, explicó Antonio Aguilar, abogado del equipo de Justicia Transicional de Cristosal.

La organización detalló que “el hallazgo ocurrió al excavar la zona donde se encontraba la vivienda de Pablo Chicas, uno de los pobladores” y que “testigos refieren que en ese lugar fue asesinada una niña de 15 años”.

Te podría interesar: EEUU y la UE subrayan que alerta sobre Rusia en Ucrania se basa «en hechos»

Esta excavación comenzó el pasado 14 de febrero y se esperaba recuperar en el lugar al menos 11 osamentas de víctimas de la masacre de El Mozote, nombre de la remota localidad ubicada en el oriente de El Salvador.

De acuerdo con David Morales, representante de las víctimas en el proceso penal que enfrenta casi una docena de militares retirados, “se trató de una inhumación superficial y, por tanto, pudieron perderse (los restos) por efecto de la erosión”.

La diligencia fue ordenada por el Juzgado de Instrucción del municipio de San Francisco Gotera y se espera que el 25 de febrero se traslade sitio conocido como La Joya.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas en El Salvador, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981, unidades del Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron “deliberada y sistemáticamente” a casi mil niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otros aledaños.

La masacre tuvo lugar en el marco de la guerra interna, que enfrentó al Ejército, financiado por Estados Unidos, y a la entonces guerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) entre 1980 y 1992 y dejó un saldo de 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *