Más

Suscribirse

Redes Sociales

FMI y Argentina alcanzan acuerdo sobre la tercera revisión de su programa

El personal técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) y las autoridades argentinas llegaron este viernes a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre la tercera revisión en el marco del Acuerdo de Servicio Ampliado del Fondo, informó el FMI en un comunicado.

El acuerdo está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, que se espera se reúna este mes, y una vez completada la revisión, Argentina tendrá acceso a alrededor de 6.000 millones de dólares.

El FMI calificó la gestión macroeconómica de Argentina de “prudente” y aseguró que, junto a los esfuerzos para movilizar financiamiento externo, está respaldando la estabilidad macroeconómica: se está restableciendo el orden fiscal, moderando la inflación, mejorando la balanza comercial y fortaleciendo la cobertura de reservas.

“La implementación continua y decisiva de políticas sigue siendo esencial para reducir aún más los desequilibrios macroeconómicos, especialmente en el marco de un contexto externo e interno más desafiante. Los objetivos del programa permanecen sin cambios durante el resto de 2022 y 2023”, indicaron desde el Fondo.

En noviembre, el ministro de Economía de Argentina, Sergio Massa, aseguró que su país cumplirá con las metas pactadas para este año con el FMI en el acuerdo de refinanciación de deudas sellado en marzo último.

Te podría interesar: Taiwán reabre fronteras sin cuarentena con límite semanal de 150.000 llegadas

“Vamos a cerrar el año cumpliendo y superando la meta de reservas, vamos a cerrar el año la meta de déficit fiscal, lo que de alguna manera sirve para estabilizar la macroeconomía”, dijo Massa al intervenir en la Conferencia Industrial organizada por la Unión Industrial Argentina, la mayor patronal del país.

Según lo pactado con el FMI, el país suramericano debe reducir este año su déficit fiscal primario al 2,5 % del producto interior bruto (PIB) -desde el 3 % en 2021- y la asistencia monetaria por parte del Banco Central al Tesoro al 1 % del PIB -desde el 3,7 % en 2021-.

Además, debe sumar 5.800 millones de dólares a las reservas del Banco Central, en un escenario de escasez de divisas.

Con respecto al “cuidado” de las reservas y las restricciones al acceso a dólares para pagar importaciones que en vistas a ese objetivo ha impuesto el Gobierno, Massa defendió los cambios en el sistema que se utilizan para las operaciones de comercio exterior.

“Además, nos aparecían (operaciones de importación) pendientes o pedidos por 39.800 millones de dólares de importaciones en el período septiembre-diciembre”, precisó.

Según el ministro, este volumen de importaciones no se correspondía con las necesidades de insumos de los sectores productivos, sino que respondían a pedidos de importación de bienes de lujo o de productos no necesarios en el país.

“Todavía el proceso de estabilización, a mi modo de ver, no terminó. Tenemos que terminar de fortalecer nuestro programa de acumulación de reservas, avanzando un poco más en las medidas que terminen de garantizar que tenemos orden fiscal”, sostuvo Massa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *