Más

Suscribirse

Redes Sociales

Filipinas urge a China a frenar la “coerción” en sus disputas marítimas

 Filipinas urgió este viernes a China a frenar la “coerción y la intimidación” en la disputa que ambos países mantienen por islas del mar de China Meridional, durante un encuentro en Manila entre los viceministros de Exteriores de ambos países, en plena escalada de las tensiones territoriales.

“China y Filipinas están de acuerdo en que las cuestiones marítimas deben resolverse mediante el diálogo y no la coerción y la intimidación”, explicó la viceministra de Exteriores filipina, Theresa Lazaro, en una rueda de prensa en Manila, antes de la séptima reunión en virtud del Mecanismo de Consultas Bilateral (BCM, en inglés) entre ambos países, la primera tras la pandemia.

Las dos naciones se disputan varias islas y arrecifes en el mar de China Meridional, que Pekín reclama casi en su totalidad, a pesar de que algunas islas disputadas están a menos de 200 millas del litoral occidental filipino, límite establecido por la ONU para determinar la soberanía, y por tanto pertenecen a Filipinas.

Por su parte, el viceministro de Relaciones Exteriores chino, Sun Weidong, destacó que Manila y Pekín deben “tratar adecuadamente sus diferencias mediante consultas amistosas y mantener la dirección general de las relaciones de amistad entre ambos países”.

Tanto Lazaro com Sun lideraron las delegaciones diplomáticas durante la reunión entre el presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo filipino, Ferdinand Marcos Jr., celebrada el pasado enero en Pekín, en la que ambos líderes acordaron impulsar este mecanismo de consultas para buscar “consensos” en la cuestión territorial.

Te podría interesar: Condenado a 9 años por estafa piramidal de más de 6 millones en Florida

Sin embargo, la disputa territorial se ha agudizado desde entonces.

Manila anunció en febrero que denunciará a través de sus guardacostas, que patrullan aguas territoriales filipinas en el Mar del Sur (Mar de China Meridional según Pekín), cada incursión o maniobra intimidatoria de barcos chinos, después de que los guardacostas chinos supuestamente apuntaran a sus colegas filipinos con un láser militar el pasado 6 de febrero.

Por otro lado, China criticó el pacto en enero entre Washington y Manila que da acceso a tropas estadounidenses a cuatro nuevas bases militares en el archipiélago asiático, con el objetivo de contener los movimientos de Pekín en Taiwán y el mar del Sur, lo que Pekín denunció que “amenaza la paz regional”.

Filipinas, que durante la presidencia de Rodrigo Duterte (2016-2022) se acercó a China, ha dado un giro de timón tras la llegada de Ferdinand Marcos Jr. el pasado año, buscando reforzar su histórica alianza de seguridad con Estados Unidos, en especial ante el aumento del acoso territorial por parte de buques chinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *