Más

Suscribirse

Redes Sociales

Filipinas descarta invocar el tratado de defensa con EE.UU. tras colisión con barco chino

Pixabay
Pixabay

El presidente filipino, Ferdinand Marcos Jr., descartó invocar el tratado de defensa mutua que su país mantiene con Estados Unidos a raíz de la colisión la víspera entre barcos guardacostas de Filipinas y China en una zona disputada del mar de China Meridional.

“No creo que sea el momento ni el motivo para invocar el tratado de defensa mutua. Sin embargo, seguimos viendo con gran alarma las continuas maniobras y acciones peligrosas que se están realizando (las embarcaciones chinas) contra nuestra Guardia Costera”, dijo Marcos a los medios desde la ciudad australiana de Melbourne, donde asistió a la cumbre de mandatarios del Sudeste Asiático y Australia.

Cuatro miembros del personal de la Marina filipina resultaron heridos leves por el choque registrado ayer entre los navíos de China y Filipinas en aguas adyacentes al atolón Second Thomas (conocido en Filipinas como Ayungin y en China como Ren’ai), del archipiélago Spratly, sobre el que Pekín y Manila tienen reclamaciones territoriales.

Además, los guardacostas chinos dispararon cañones de agua contra los barcos filipinos.

Marcos Jr. hizo hoy referencia al pacto sellado en 1951 entre Manila y Washington, por el que ambos países están obligados a defenderse mutuamente en caso de ataque armado.

En un comunicado previo, el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Matthew Miller, aseguró que este tratado incluye “los ataques armados contra fuerzas armadas, embarcaciones públicas o aviones filipinos –incluidos los de su Guardia Costera– en cualquier parte del Mar de China Meridional”.

Por su parte, China aseguró ayer que sus barcos tomaron medidas contra la “intrusión ilegal” de las embarcaciones filipinas.

El atolón Second Thomas, donde Filipinas mantiene un puñado de tropas estacionadas en un buque varado de manera intencional desde 1999, está en el centro de disputas e incidentes recientes que han tensado las relaciones entre Manila y Pekín por sus reclamaciones territoriales en el Mar de China Meridional.

Además de este citado atolón, ambos países se disputan la soberanía sobre el arrecife Scarborough, cerca de la isla filipina de Luzón, y varias islas del archipiélago de las Spratly, donde también mantienen reclamaciones Brunéi, Malasia, Vietnam y Taiwán.

Las tensiones entre China y Filipinas han aumentado desde la llegada al poder de Ferdinand Marcos Jr. en 2022, que ha reforzado su alianza militar con EE.UU. y ampliado el acceso a sus bases a las tropas estadounidenses, incluyendo algunas de acceso estratégico al mar de China o la isla autogobernada de Taiwán. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *