Más

Suscribirse

Redes Sociales

Filipinas asegura su apoyo a Ucrania tras una llamada entre Marcos y Zelensky

El Gobierno filipino expresó este miércoles su apoyo a la soberanía de Ucrania tras la primera llamada entre el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, y el jefe de Estado filipino, Ferdinand Marcos Jr., después de que el país asiático hubiera mantenido hasta ahora una postura neutral sobre la guerra.

“El presidente Zelensky agradeció al presidente Marcos el apoyo de Filipinas a la soberanía ucrania y su posición clara en el conflicto”, publicó hoy el Ministerio de Exteriores filipino, tras la conversación entre ambos mandatarios el lunes.

Por su parte, Zelensky celebró “el apoyo de Filipinas a la integridad territorial ucrania” y afirmó que ambos líderes discutieron sobre una “futura cooperación más profunda”, tras la “primera llamada en la historia de las relaciones bilaterales”, según detalló la víspera en redes sociales.

Marcos Jr., hijo del fallecido dictador homónimo, alabó asimismo en su cuenta de Twitter “la valentía y el nacionalismo de los ucranios”, y expresó su “admiración” por el pueblo ucranio.

Si bien Filipinas votó el año pasado a favor de condenar la invasión y en contra de la anexión rusa de varios territorios en el este de Ucrania en sendas resoluciones de Naciones Unidas, la posición del país asiático en el conflicto no acababa de definirse.

Las dudas crecieron después de que un diplomático ucranio el pasado mes se quejara de que Marcos Jr. había ignorado hasta ahora varias solicitudes de llamada telefónica por parte de Zelensky.

Te podría interesar: Once empresas privadas visitan campos petroleros bajo licitación en Ecuador

VIRAJE A OCCIDENTE

El apoyo a Ucrania se produce en pleno viraje de la política exterior de Filipinas hacia Occidente, tras la llegada al poder de Marcos Jr. el pasado junio, después de un sexenio convulso durante el mandato del expresidente, Rodrigo Duterte (2016-2022), que se acercó a China, aliado de Rusia en el tablero geopolítico.

Marcos Jr., socio de Duterte y que arrasó en las elecciones con una apuesta continuista como la de su predecesor también en política exterior – lanzando alabanzas a China en la campaña -, sorprendió a los expertos fortaleciendo su posición con EE.UU desde su llegada al poder.

Manila y Washington ampliaron hace dos semanas un acuerdo de Defensa que garantiza al país norteamericano el acceso de sus tropas a cuatro nuevas bases militares en áreas “estratégicas” filipinas, lo que China consideró que “agrava las tensiones en Asia”.

El presidente de Filipinas, cuya posición geoestratégica es clave dada su cercanía con Taiwán -isla autogobernada que Pekín no descarta invadir-, llamó ayer por primera vez a consultas al embajador chino en Filipinas, Huang Xilian, después de que una patrullera costera China usara un láser cegador contra guardacostas filipinas en el Mar de China Meridional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *