Más

Suscribirse

Redes Sociales

Filipinas anuncia unas maniobras militares con EE.UU. en plenas tensiones con China

La Marina de Filipinas anunció este miércoles la celebración de unas maniobras militares anuales con Estados Unidos entre los próximos 2 y 13 de octubre, en medio de una escalada de las tensiones con China por disputas territoriales en el mar de China Meridional.

Los ejercicios se desarrollarán en el área de operaciones de las fuerzas navales filipinas al sur de la isla de Luzón (donde se encuentra la capital, Manila), con el objetivo de “fortalecer más la cooperación internacional en defensa e impulsar un sistema internacional basado en las leyes”, señala hoy un comunicado de la Marina filipina.

Añade que los ejercicios, que se celebran con carácter anual, están “diseñados para aumentar las capacidades bélicas de nuestras fuerzas navales”, y que incluirán prácticas de guerra antisubmarina, antisuperficie, antiaérea y electrónica.

En ellos participarán, además de EE.UU. y Filipinas, las Armadas de Japón, Australia, Canadá, Reino Unido, Francia y Australia, aunque no en la ejecución de las maniobras, sino en el intercambio de información en respuestas ante desastres, entre otros asuntos, mientras Nueva Zelanda e Indonesia mandarán observadores.

Los ejercicios militares entre Estados Unidos y Filipinas son una práctica habitual, enmarcada dentro del tratado de mutua defensa que ambos países firmaron en 1951.

No obstante, esta edición cuenta con un elemento adicional de controversia, pues se celebra tras meses de intensificación en los lazos de defensa entre EE.UU. y Filipinas, a raíz del nombramiento del presidente Ferdinand Marcos Jr. el pasado año, y en medio de una reciente escalada de tensiones con China por disputas territoriales.

China advirtió a Filipinas que no “busque problemas”, después de que la Guardia Costera del archipiélago anunciase que había retirado una “barrera flotante” que Manila acusó a Pekín de instalar en sus aguas territoriales en el mar de China Meridional.

Se trata del último episodio del tira y afloja entre Pekín y Manila por unos territorios en dichas aguas, entre ellos el atolón de Scarborough, que China ocupó en 2012 y que se encuentra dentro del área económica exclusiva de Filipinas.

Pekín reclama casi la totalidad del mar de China Meridional, incluidos los archipiélagos Paracel y Spratly, una reivindicación que se solapa con las áreas económicas exclusivas de 200 millas náuticas, tal como indica la legislación internacional, de países como Filipinas, Vietnam y Malasia.

Si bien Pekín alega razones históricas para sus reclamaciones, en 2016 la Corte Permanente de Arbitraje dio la razón a Manila en su denuncia contra las reivindicaciones chinas, decisión que China se niega a acatar. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *