Más

Suscribirse

Redes Sociales

Fashion Week de Nueva York se despide tras unir lo clásico, lo rompedor y lo impredecible

La Semana de la Moda de Nueva York llega a su fin después de seis jornadas cargadas de presentaciones, entre ellas el debut del diseñador Peter Do en la marca Helmut Lang y el retorno de Ralph Lauren, y otros acontecimientos que encapsulan el espíritu impredecible de la ciudad.

La cita de moda volvió a congregar a numerosos diseñadores, famosos, periodistas e “influencers” en un retorno a la normalidad que hizo olvidar la etapa de la pandemia, con desfiles llenos, sin mascarillas ni aforo reducido más allá de lo habitual, y celebraciones por doquier que se alargaron hasta la madrugada.

Uno de los protagonistas, según la prensa especializada, fue Peter Do, que se estrenó como director creativo de Helmut Lang, una marca emblemática de los 2000 pero que lleva años en segundo plano, y que cumplió las expectativas con una colección minimalista que recuperaba sus prendas más emblemáticas.

También destacó Ralph Lauren, abanderado del “made in USA”, que llevaba cuatro años alejado de esta pasarela y convirtió una nave industrial en una cabaña de madera glamurosa a la que asistieron decenas de celebridades encabezadas por Jennifer López para ver su propuesta clásica y elegante.

Palomo Spain rompió moldes con su visión “queer” y presentó una colección romántica y atrevida a partes iguales en el Hotel Plaza, y unos días después se vio a su diseñador, el español Alejandro Gómez Palomo, junto a la veterana Carolina Herrera, que cedió las riendas de su firma al joven Wes Gordon.

Gordon siguió fiel a los principios de Herrera y ensalzó la feminidad con conjuntos de camisa y falda lápiz, colores y flores, en una colección inspirada en las musas estadounidenses que tomó una de las sedes del arte nacional, el museo Whitney.

En contraste, LaQuan Smith apostó por lo sexy, con transparencias, brillos e imitación de piel de cocodrilo en piezas que dejaban la piel y la ropa interior al descubierto. El diseñador afroamericano, además, convocó una de las fiestas más populares en el ecléctico club The Stranger en la que contó con el DJ Diplo.

Algunos diseñadores intentaron llamar la atención a toda costa: Shao Yang hizo un desfile en la azotea de la casa donde la “falsa heredera” Anna Delvey -famosa por una serie de Netflix- está bajo arresto domiciliario por estafa, y contó con modelos de renombre como la indígena Quanna Chasinghorse.

Mientras, Elena Velez, una joven diseñadora de carácter subversivo, pareció poner el arte por delante de la moda en un desfile apto para los tiempos del cambio climático, con sus modelos caminando por un lodazal vestidas con capas de ropa de tonos neutros, y que se entregaron a una pelea de barro al terminar.

Los nombres más destacados de hoy, y que bajarán el telón de la Fashion Week esta noche, son Willy Chavarria, The Blonds y LUAR, aunque fuera del calendario oficial quedan varios días de desfiles. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *