Más

Suscribirse

Redes Sociales

Falló la oposición

X
X

Fue fuerte, pero no más clara la oposición… El mejor argumento de vida para el Presidente fue la razón.

En política y muchos ámbitos se construyen realidades fundadas en mentiras, que al paso del tiempo y tanto repetir, se vuelven creíbles, aun siendo falsas.

Los hechos reales, pese a sus áreas de oportunidad, son entre otros, los beneficios sociales a los más pobres.

Un factor muy importante fue el del expresidente Fox “ayudando” a su candidata Gálvez; cito: que iban a quitar los apoyos, y a trabajar, huevones.

¿Así tratarían a los adultos mayores?, bueno, entre otras cosas, ¿y basar una campaña política en un búnker de Mexicanos Contra la Corrupción, con una estructura bien puesta y recursos suficientes?

Aquí la hipótesis: fue un adversario que contendió con sus métodos y recursos. Un adversario de increíble nivel, con estrategia y estructura que hoy merece respeto y reconocimiento, que se atrevió a enfrentar lo que a su parecer no le gustaba.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad influyó mucho en la decisión de elegir a la candidata opositora. Y ahí empezó el tremendo error, junto con querer unir el agua y el aceite, que resultó una mala mezcla letal para su movimiento, es decir, le reventó el globo en las manos, y el tsunami electoral arrasó.

Se vale rectificar, y qué no hace un padre por un hijo o por sus intereses corporativos o por ambos. Así se vio a don Claudio X. González esperando ser recibido por la Presidenta electa, mandado a la sala del olvido y atendido por el próximo canciller. “No, no lo puede recibir, don Claudio. Se acabó la reunión”.

Me imagino cuántos empresarios inteligentes y audaces se sienten así. El primer ejemplo lo pone don Claudio, al asistir y tratar de acercarse a la próxima mandataria

Seguramente será recibido. ¿Por quién?, no sé, pero para sumar y construir nuevos acuerdos. Todos pueden ser recibidos y escuchados en este nuevo gobierno que muchos retos tendrán que vivir.

El ejemplo de civilidad ya está en la mesa. Por lo pronto es tiempo de acuerdos, no de debates electorales, no de revanchas, no de odio político.

Es tiempo de madurez y civilización, de actuar con increíble probidad. Y de tener un organismo que prevenga y sancione todo el actuar del gobierno. Seguramente en todos los partidos y en la sociedad civil y castrense hay gente ávida de dar todo por un mejor México.

El mensaje es claro: señores empresarios, comienza una nueva etapa, no sean cómplices de posibles malas prácticas administrativas.

El mejor argumento de vida es la razón y el tiempo lo avala. Esta nueva administración recoge con rigor la realidad y necesidad, para de ahí hacer un manifiesto de un nuevo plan de desarrollo y buen gobierno austero, trasparente y con rendición de cuentas, que será lo que hará prevalecer este movimiento

Seguramente habrá dentro del movimiento jalones por votos de poder, de tipo ideológico y tribal, perpetradores que apostarán a la mentira y distorsión, pero la fortaleza de esta administración radica en la comunión y respeto de las señales de nuestra hoy Presidenta electa, en ayudarla entre todos a hacer de esta nación lo que es: un gran país, lleno de grandes talentos y esperanza, valorando a nuestros viejos, protegidos desde el comienzo del mandatario López Obrador –con este y otros hechos reales– y siguiendo con Claudia Sheinbaum.

Muchos son los pendientes y acciones, y como dice Cervantes en su obra máxima: Gran Quijote, confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas, a muchas amargas dificultades.

Esperemos una mejor oposición, congruente y capaz de dar un equilibrio a la democracia, con nuevos actores o representantes congruentes, y no oposiciones llenas de pepena política, de cartuchos quemados, mal vistos y de dudoso capital moral.

El tiempo corre rápido y no regresa. Érase que se era, como diría Cachirulo, en un país no muy lejano, que era tan pobre, tan pobre y falto de mucho, que se gritaba más un gol que una injusticia.

A México llegó la transformación, donde balancear el gol y la justicia sí se puede y se está haciendo…

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *