Más

Suscribirse

Redes Sociales

Extinguen incendio en instalación petrolera de Yeda provocado por un misil

Los equipos de extinción de incendios lograron en la tarde de este sábado extinguir finalmente, tras casi 24 luchando contra las llamas, el gran incendio desatado en dos depósitos de una instalación petrolera en Yeda que puso en peligro la celebración del Gran Premio de Fórmula Uno en esa ciudad saudí.

La televisión estatal saudí Al Ijbariya informó poco antes de las cinco de la tarde hora local de que los equipos de protección civil habían apagado el fuego que había afectado a dos depósitos de petróleo, casi a la misma hora en que un días antes impactó el proyectil lanzado por los rebeldes hutíes del Yemen.

Ni el Gobierno de Arabia Saudí ni la petrolera estatal Aramco, a la que pertenecen los depósitos incendiados, han explicado si este incidente ha afectado al suministro de petróleo.

Riad venía advirtiendo de esta posibilidad después de que otra serie de ataques hutíes el pasado domingo golpease dos instalaciones petroleras, entre otros objetivos, en momentos en que el precio internacional del crudo está disparado por el conflicto en Ucrania.

El ataque contra Yeda, parte de una tanda de al menos 16 misiles y drones lanzados por los insurgentes del país vecino contra varios objetivos en Arabia Saudí, estuvo también a punto de provocar la suspensión del Gran Premio de automovilismo de este fin de semana en esta ciudad.

Te podría interesar: Estudio mexicano refuerza hipótesis que meteorito no extinguió a dinosaurios

Los responsables de la Fórmula Uno aseguraron el viernes que la prueba seguía adelante pese al ataque y a la gran columna de fuego y humo que fue visible durante varias horas desde el circuito, situado en las proximidades del complejo petrolero afectado.

Sin embargo, los pilotos estuvieron discutiendo hasta la pasada madrugada si la disputaban o no, aunque finalmente aceptaron.

Arabia Saudí lanzó entre la pasada noche y la madrugada de este sábado varios ataques aéreos contra varias ciudades yemeníes controladas por los hutíes, incluida Saná, donde un misil causó al menos ocho civiles muertos y cuatro heridos al caer en un edificio del servicio público de pensiones.

La alianza militar que encabeza Riad en el Yemen contra los insurgentes acusó a estos de utilizar edificios civiles para ocultar armas y de lanzar drones, algo rechazado por los hutíes, y dio un ultimatum de unas horas para sacar dicho armamento del puerto de Al Hudeida, uno de los objetivos atacados en las últimas horas.

La coalición árabe aseguró también haber abatido en sus bombardeos contra el cercano puerto de Salif a tres especialistas en instalar explosivos en embarcaciones teledirigidas que estaban preparando ataques contra petroleros en el mar Rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *