Más

Suscribirse

Redes Sociales

Expresidente de la Federación Panameña de Fútbol es condenado a 12 años por corrupción

El expresidente de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) Ariel Alvarado fue sentenciado a 12 años de prisión por haber aceptado sobornos a cambio de otorgar derechos de transmisión de los partidos de la selección en las eliminatorias para los mundiales de 2010 y 2014.

Alvarado, que presidió la Fepafut entre 2000 y 2010, fue condenado por el Juzgado Primero Liquidador de Causas Penales a 144 meses de prisión por corrupción en el sector privado y blanqueo de capitales en perjuicio de la federación de fútbol, informó el Ministerio Público (Fiscalía).

La autoridad comprobó que Alvarado recibió “por parte de la comercializadora ‘Traffic Usa’, tres pagos” como soborno por un total de 230.00 dólares.

Esto “a cambio de otorgarle los derechos de transmisión de los partidos de la Selección Nacional de Fútbol de Panamá durante las eliminatorias para el mundial de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, a través de un presunto contrato espurio por el señor Alvarado para ocultar dicho pago”.

El caso fue abierto en 2017 por presuntas irregularidades en los contratos de televisión para la transmisión de partidos de fútbol concedidos a Traffic Sports, una empresa basada en Miami y dedicada a promover eventos futbolísticos en Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe.

La Justicia de Estados Unidos abrió en mayo de 2015 una investigación por fraude masivo y blanqueo de dinero contra medio centenar de altos cargos de la FIFA, entre ellos una veintena de latinoamericanos, en un caso que se denominó “FIFAGate”.

Alvarado, ex miembro del Comité Ejecutivo de la Concacaf, fue vinculado por un juez federal de Estados Unidos con los sobornos para favorecer a la empresa Traffic Sports con los derechos de televisión y mercadeo de la selección de Panamá para las eliminatorias de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

En diciembre de 2019, la Comisión de Ética de la FIFA consideró culpable a Alvarado de “cohecho” por su vinculación con el escándalo “FIFAGate”, le suspendió de por vida de toda actividad relacionada con el fútbol y se le impuso una multa de 500.000 francos suizos.

Alvarado fue detenido preventivamente en abril de 2017, pero el caso fue declarado prescrito por un tribunal en noviembre de ese año, un decisión que fue apelada por la Fiscalía panameña. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *