Exponen a Ricardo Ponce como presunto abusador sexual

397 vistas
5 min lectura
2
Captura del perfil de Instagram de Ricardo Ponce.

Una denuncia pública por parte de varias víctimas de Ricardo fue difundida en YouTube este sábado, afirmando incluso que las acciones constituyen un delito de trata de personas.

La youtuber Maire Wink presentó un vídeo en su canal de YouTube de casi una hora donde denuncia públicamente al influencer Ricardo Ponce por haberla manipulado emocionalmente para tener relaciones sexuales con ella en un retiro al que asistió en Bacalar.

Además, a lo largo del vídeo presentó testimonios de otras víctimas y ex colaboradores de Ricardo que terminaron por demostrar que el influencer tiene una secta sexual en la que manipula emocionalmente a las invitadas VIP de sus retiros en Bacalar para tener relaciones con ellas, terminando por presionarlas para tener tríos. Otras víctimas del presunto abusador son mujeres extranjeras a las que Ricardo Brinda un techo y que sienten la presión de perder dicho techo sino sostienen encuentros con Ponce.

La principal estrategia del presunto abusador es vulnerar de diferentes maneras a sus víctimas para posteriormente utilizar terminología e ideas de los cursos que imparte para convencerlas de tener relaciones con ella, Maire admite que eso pasó con ella, mientras que otra víctima lo corrobora, además que esta segunda denuncia que él tomó un vídeo sexual sin su consentimiento que teme que sea usado como manera de que ella mantenga su silencio; Maire hizo mención que de haber tenido un celular en el encuentro Ricardo también la hubiera grabado.

Entre los testimonios presentados está el de Paola, una chica que trabajó en el área de marketing digital de la marca personal de Ricardo y que denunció que primero él se salia de los temas de trabajo en las conversaciones para pasar a temas de índole sexual, presionándola psicológicamente constantemente para que tuvieran un encuentro, sin embargo ella no cedía. Posteriormente, a una Paola ya cansada por la gran carga de trabajo que tenía se le presenta una nueva jefa que la invito a desayunar a su departamento, después de una conversación acerca de su ambiente laboral que no llegó a nada, su jefa sale por un supuesto paquete de Amazon que nunca apareció, pero poco posteriormente Ricardo tocó la puerta y entró al departamento donde comenzó a tener relaciones con la jefa de Paola en frente de la misma, Paola afirma que Ricardo dijo que iba a hacer eso hasta que ella accediera a estar con él, la terrible anécdota culmina con Paola encerrada en el cuarto del departamento llorando.

Se hizo la aclaración de que Paola levantó la denuncia correspondiente en el caso, cuya investigación se encuentra estancada, sin embargo, Ricardo respondió con otra denuncia en la que afirmaba que Paola le había pedido 10,000 dolares a cambio de sus silencio, a lo que Paola responde que no es verdad y que la denuncia pública es meramente para que esto no le pase a nadie más.

Maire Wink, afirmó que al consultar con profesionales se le hizo saber que este conjunto de acciones constituyen el delito de trata de personas, sin embargo no dejó claro cómo iba a proceder legalmente, más se sabe que lo va a hacer y además al finalizar le vídeo dijo que iba a cubrir los gastos del abogado de las primeras 5 mujeres que quisieran denunciar a Ricardo.

Ante la situación Ricardo solo se pronunció en redes sociales afirmando que «saldrá a comunicarlo con hechos y no con especulaciones».

Captura del perfil del comunicado de Ricardo Ponce en su perfil de Instagram.

También otros usuarios y usuarias de redes sociales han reaccionado a la polémica pidiendo que se difunda la información y que dejen de apoyar y seguir al influencer.

Este resumen solo representa un resumen del contenido presentado por la Youtuber, se recomienda escuchar los testimonios completos en el vídeo.

2 Comments

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Cruz azul rompe la maldición y es campeón

Siguiente noticia

El presidente López Obrador felicita al Cruz Azul por liberar el «embrujo»