Existe Dios en la filosofía

144 vistas
4 min lectura

Cuántas veces no te habrás preguntado si Dios existe o no y, junto con esta pregunta, qué forma tendrá este Ser que ha despertado la curiosidad del ser humano desde sus inicios.

Será que Dios es sólo un invento de los humanos para fines diversos, desde los más elevados como es la necesidad de trascendencia y bondad infinita, hasta los más deleznables como provocar miedo y obtener sumisión de otros.

Con relación a Dios podemos creer en Él o no, intentar demostrarlo mediante argumentos racionales, simplemente suponer que existe o postularlo como una necesidad humana para alcanzar ciertos fines.

Pues bien, el día de hoy vamos a ver el tema de la teodicea en la Filosofía. o sea, el estudio de Dios por medio de la razón; no confundir la teodicea con la teología, ya que ésta última requiere de un dato revelado por Dios.

En primer lugar, se encuentra el politeísmo que es la creencia en varios dioses y el monoteísmo que consiste en pensar en un solo Dios, perfecto y eterno.

Sin embargo, la filosofía se abre en un maravilloso espectro para que tú y yo pensemos cuál es la postura que queremos seguir con relación a la existencia de Dios.

También te puede interesar:https://angelmetropolitano.com.mx/las-universidades-deben-volver-a-ser-universos-destaca-la-unesco/

Por ejemplo, el panteísmo que es el sistema que piensa que todo el Universo es Dios, es decir, Dios es todo y todo lo que existe es Dios, así como el filósofo Spinoza lo concibió. Dios toma la forma de naturaleza material y orgánica, en lo vegetal, animal y en el humano.

Fuente: pexels
Existe Dios en la filosofía

En el deísmo se cree que Dios existe como un primer motor, fuerza que da origen al Universo, sin embargo, no interviene en la vida humana, ni en las leyes del Universo. Dios crea al Universo y lo deja andar por sí mismo. En la época de la Ilustración surgieron deístas muy importantes como Rousseau y Voltaire.

Si eres agnóstico, pensarás que la existencia de Dios es inaccesible al ser humano, por lo que debemos abocarnos a la existencia que sí podemos conocer, como es la sustancia material. Un buen agnóstico no hablaría del tema de Dios, pasaría de lado diciendo que, creer o no en Él, ni demuestra su existencia ni tampoco su inexistencia.  Martín Heidegger era agnóstico, al igual que Bertrand Russell.

Si eres ateo significa que no crees en deidades ni seres sobrenaturales porque no hay evidencia acerca de su existencia, a diferencia del agnóstico, el ateo niega la existencia de Dios. Acuérdate que el agnóstico prefiere no hablar del tema. Ateos importantes en la filosofía son: Karl Marx. Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir.

Jorge Luis Borges, a quien se le considera agnóstico, en un poema que se llama Ajedrez, habla sobre Dios, y en la última parte dice de manera muy bella:

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonía?

Lo que realmente importa es que tú y yo nos preguntemos ¿qué pensamos acerca de Dios? Una respuesta sincera nos ayudaría a ubicarnos mejor en el Universo, al menos eso creo, te lo dejo de tarea.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Zelenski visita Donetsk y Lugansk y se muestra orgulloso de sus ciudadanos

Siguiente noticia

Expertos prevén que la osteoporosis se duplique en América Latina para 2050