Más

Suscribirse

Redes Sociales

Exigen liberación de mujer indígena acusada de matar a su agresor en México

Un grupo de feministas se manifestaron este viernes la ciudad de San Cristóbal de las Casas, estado de Chiapas, sureste de México, para exigir la liberación de Juanita, una mujer indígena que está presa por presuntamente asesinar a su agresor. Junto con mujeres de varias organizaciones, las feministas se manifestaron a las afueras de la Fiscalía del Estado Zona Altos, en San Cristóbal de Las Casas, donde denunciaron la criminalización hacia la mujeres de pueblos originarios y mujeres migrantes a quienes, dijeron, no se les garantiza su derecho a una vida libre de violencia. Es el caso de Juanita, una indígena tzeltal que tiene un juicio abierto en el Juzgado de Control y Tribunal de Enjuiciamiento de San Cristóbal de Las Casas, acusada del delito de homicidio calificado por presuntamente haber asesinado a su agresor. El próximo martes el juez dictará el fallo. Sin embargo, las defensoras de los derechos de las mujeres en situación de cárcel temen que el juez sea influenciado para dictar una condena no favorable para la mujer tzeltal. Las mujeres feministas y los colectivos defensoras de mujeres llegaron pasado el mediodía a las instalaciones de la Fiscalía donde cumplieron su manifestación. "¡Basta ya de violaciones sexuales", "¡La Fiscalía cómplice de la violencia!" y "Juanita defendió su vida", fueron algunas consignas que las mujeres plasmaron en pancartas, además de exigir, mediante gritos, "¡Libertad para Juanita!" y "Ministerios públicos constructores de delitos!", además de "Ante una violación, derecho a la defensa legítima". La mujer maya tzeltal emigró del municipio de San Juan Cancuc hacia la ciudad de San Cristóbal de Las Casas con el objetivo de mejorar su condición de vida, sin embargo a un año de su llegada a esta ciudad turística fue, según sus defensoras, hostigada durante varios días, amenazada y violada por Juan, quien el 14 de marzo del 2022 apareció degollado en la habitación donde ella fue detenida. Según el reporte, Juanita se encontraba visiblemente lesionada y en un estado alterado de conciencia; durante la audiencia del juicio oral el ministerio público fue incapaz de desahogar pruebas que demostraran cómo sucedieron los hechos por lo que acusó a la mujer, pero sin pruebas que apuntaran su responsabilidad en el homicidio. Las activistas también denunciaron la violencia estructural en la impartición de justicia y afirmaron que existe discriminación y violencia extrema en contra de las mujeres de pueblos originarios en San Cristóbal de las Casas. Patricia Aracil Santos, integrante de la organización Ceresa dijo en entrevista con EFE "nos preocupa que haya un pacto entre la Fiscalía y el Tribunal Superior de Justicia para declarar culpable a Juanita sin tener pruebas". A la petición de "Justicia para Juanita, basta de violencia sexual", se unió Clara Patricia Cruz Gómez, indígena maya chol, víctima de violencia feminicida, quien señaló que "los Ministerios Públicos y jueces deberían ser empáticos con las víctimas y no juzgarlas de manera cruel" En México, el 60 % de las mujeres de 15 años y más que hablan lenguas indígenas han experimentado algún tipo de violencia. En el estado de Chiapas está declarada la alerta de violencia de género desde el 18 de noviembre de 2016 para diversos municipios incluido San Cristóbal de Las Casas, una alerta de género indica la situación de emergencia por la violencia contra las mujeres, incluida la violencia sexual.

Un grupo de feministas se manifestaron este viernes la ciudad de San Cristóbal de las Casas, estado de Chiapas, sureste de México, para exigir la liberación de Juanita, una mujer indígena que está presa por presuntamente asesinar a su agresor.

Junto con mujeres de varias organizaciones, las feministas se manifestaron a las afueras de la Fiscalía del Estado Zona Altos, en San Cristóbal de Las Casas, donde denunciaron la criminalización hacia la mujeres de pueblos originarios y mujeres migrantes a quienes, dijeron, no se les garantiza su derecho a una vida libre de violencia.

Es el caso de Juanita, una indígena tzeltal que tiene un juicio abierto en el Juzgado de Control y Tribunal de Enjuiciamiento de San Cristóbal de Las Casas, acusada del delito de homicidio calificado por presuntamente haber asesinado a su agresor.

El próximo martes el juez dictará el fallo. Sin embargo, las defensoras de los derechos de las mujeres en situación de cárcel temen que el juez sea influenciado para dictar una condena no favorable para la mujer tzeltal.

Las mujeres feministas y los colectivos defensoras de mujeres llegaron pasado el mediodía a las instalaciones de la Fiscalía donde cumplieron su manifestación.

“¡Basta ya de violaciones sexuales”, “¡La Fiscalía cómplice de la violencia!” y “Juanita defendió su vida”, fueron algunas consignas que las mujeres plasmaron en pancartas, además de exigir, mediante gritos, “¡Libertad para Juanita!” y “Ministerios públicos constructores de delitos!”, además de “Ante una violación, derecho a la defensa legítima”.

La mujer maya tzeltal emigró del municipio de San Juan Cancuc hacia la ciudad de San Cristóbal de Las Casas con el objetivo de mejorar su condición de vida, sin embargo a un año de su llegada a esta ciudad turística fue, según sus defensoras, hostigada durante varios días, amenazada y violada por Juan, quien el 14 de marzo del 2022 apareció degollado en la habitación donde ella fue detenida.

Según el reporte, Juanita se encontraba visiblemente lesionada y en un estado alterado de conciencia; durante la audiencia del juicio oral el ministerio público fue incapaz de desahogar pruebas que demostraran cómo sucedieron los hechos por lo que acusó a la mujer, pero sin pruebas que apuntaran su responsabilidad en el homicidio.

Las activistas también denunciaron la violencia estructural en la impartición de justicia y afirmaron que existe discriminación y violencia extrema en contra de las mujeres de pueblos originarios en San Cristóbal de las Casas.

Patricia Aracil Santos, integrante de la organización Ceresa dijo en entrevista con EFE “nos preocupa que haya un pacto entre la Fiscalía y el Tribunal Superior de Justicia para declarar culpable a Juanita sin tener pruebas”.

A la petición de “Justicia para Juanita, basta de violencia sexual”, se unió Clara Patricia Cruz Gómez, indígena maya chol, víctima de violencia feminicida, quien señaló que “los Ministerios Públicos y jueces deberían ser empáticos con las víctimas y no juzgarlas de manera cruel”

En México, el 60 % de las mujeres de 15 años y más que hablan lenguas indígenas han experimentado algún tipo de violencia.

En el estado de Chiapas está declarada la alerta de violencia de género desde el 18 de noviembre de 2016 para diversos municipios incluido San Cristóbal de Las Casas, una alerta de género indica la situación de emergencia por la violencia contra las mujeres, incluida la violencia sexual. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *