Más

Suscribirse

Redes Sociales

Evo Morales dice que encuentro de sectores oficialistas fue un fracaso y perjudicó a Arce

EFE/Martín Alipaz
EFE/Martín Alipaz

El exmandatario boliviano y líder del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, dijo que el reciente encuentro de las organizaciones sociales oficialistas fue un fracaso y que, pese a ser un acto organizado por el Gobierno de Luis Arce, perjudicó al presidente.

Morales, en declaraciones a la radio cocalera Kawsachun Coca, dijo que el cabildo o reunión de los sectores sociales afines al Gobierno “fue un total fracaso” puesto que era para “anular al congreso (del MAS)” y “no han podido”.

“No está en el estatuto del MAS que un cabildo debe definir el futuro de un partido”, remarcó.

El martes pasado, las organizaciones sociales y sindicatos que conforman el Pacto de Unidad realizaron una concentración en El Alto, ciudad vecina de La Paz, a la que asistieron el presidente Arce y el vicepresidente David Choquehucanca.

El acto finalizó con un manifiesto, en el que se declaró un “estado de emergencia” ante los “actos de desestabilización” contra el Gobierno y el desconocimiento del congreso del MAS, celebrado a principios de mes, y que eligió a Morales como candidato “único” para las presidenciales de 2025.

También se pidió “evaluar y ajustar” el gabinete ministerial, “desterrar la corrupción” del Gobierno y “profundizar la lucha contra el narcotráfico” que, para Morales, son aspectos que “coinciden” con su posición.

“A mí me da pena el Lucho (Arce), no sé, reacciono contra Lucho, por las huevadas que hace, perdón, por las tonterías que hace”, dijo Morales.

El exgobernante señaló que fue el presidente quien financió el encuentro en el que finalmente los asistentes le piden el cambio de sus ministros y se diga que “hay corrupción en el Gobierno”.

“Cómo voy a financiar un cabildo para que después hagan un pliego contra mí. Por eso me da pena Lucho (Arce), le están engañando y le están mintiendo”, cuestionó Morales.

Morales también dijo que al encuentro asistieron como mucho 45.00 personas, con más de la mitad de empleados del Gobierno, y no el millón de seguidores como dijeron los organizaciones.

El expresidente acusó a la Cancillería por supuestamente pedir “2.000 dólares por embajada y por consulado en una cuenta bancaria” con lo que se recaudó “más de 50 o 60 mil dólares”, con la finalidad de “financiar el cabildo y pagos a dirigentes”.

Morales insistió en que su intención no es atacar al Gobierno sino hacer que Arce cumpla su mandato y que el jefe de Estado tiene que “unir” la bancada parlamentaria del MAS y a los sindicatos obreros y campesinos además de “mejorar su gabinete”.

El encuentro en El Alto fue visto como un contrapeso al congreso del MAS, que se realizó en el Trópico de Cochabamba, bastión político y sindical de Morales.

Arce y Choquehuanca no asistieron a la cita del MAS al considerar que las organizaciones sociales que son la base del partido no estaban debidamente representadas, lo que fue asumido por la facción de Morales como una “autoexpulsión” del partido.

Arce y Morales están distanciados en medio de las tensiones internas en el oficialismo que comenzaron a finales de 2021 ante los pedidos del exmandatario de cambiar a algunos ministros, que el presidente ignoró, y acusaciones de corrupción y protección al narcotráfico. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *