Más

Suscribirse

Redes Sociales

Española IDB negocia reubicación de indígenas de complejo turístico en Brasil

La compañía IDB Brasil, controlada por los grupos españoles Cetya y Abacus, informó este martes que negocia la reubicación de los indígenas de la etnia tupí-guaraní que viven dentro de un terreno en el que construye el gigantesco complejo turístico Maraey, en la ciudad brasileña de Maricá.

La empresa hizo la aclaración luego de que un grupo de 50 manifestantes, indígenas y miembros de una comunidad de pescadores, protagonizara el lunes una protesta contra las obras del complejo turístico, por los supuestos daños que provocará a los indígenas y al medioambiente.

IDB Brasil, en un correo electrónico enviado a EFE, afirmó que negocia un “acuerdo pacífico y benéfico” para reubicar a los habitantes de la aldea Mata Verde Bonita, construida en 2013 en los terrenos, de titularidad privada, cuando el proyecto estaba en proceso de obtención de las respectivas licencias.

El proyecto Maraey prevé la construcción de cuatro hoteles cinco estrellas y varias urbanizaciones residenciales en un área de 850 hectáreas ubicada a 45 kilómetros de Río de Janeiro.

La empresa afirmó que cumple todas las exigencias legales y que “no hay ninguna decisión judicial vigente que impida el desarrollo del proyecto”.

La empresa informó igualmente de que las obras de remoción de tierras iniciadas hace quince días no fueron paralizadas por la protesta, al contrario de lo que sostienen los indígenas.

Los indígenas alegan que el terreno fue cedido por la alcaldía de Maricá y aseguran que ya iniciaron gestiones para que el Gobierno brasileño lo convierta en reserva indígena.

El complejo turístico-residencial Maraey, que además de los hoteles y los edificios residenciales contará con una reserva natural y varios centros educativos y deportivos, prevé una inversión de unos 2.200 millones de dólares en un plazo de catorce años y recibir hasta 300.000 turistas por año.

Según sus responsables, el proyecto preservará el 81 % del área total (tan sólo un 6,6 % será construida) y, además de la quinta mayor reserva particular de Brasil, albergará un centro de investigación académica para “profundizar en el conocimiento de los ecosistemas de la región”. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *