Más

Suscribirse

Redes Sociales

Española Estibaliz Urresola critica el adultocentrismo ante las infancias trans

La directora española Estibaliz Urresola Solaguren criticó en México el “adultocentrismo” que rodea la cuestión de las infancias trans por asumir que un menor de edad no tiene capacidad para decidir y reconocer quién es.

“Hay muchos adultocentrismo en esa frase, (pensar que) nosotros los adultos y las adultas sabemos lo que es ser una mujer, lo que es ser un hombre. Sabemos quién está legitimado para decirlo y quién no, y no sé, igual no tenemos por qué entenderlo todo, simplemente hace falta respetar ciertas cuestiones”, dijo en una entrevista con EFE durante su participación en la Edición 38 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG),

Urresola Solaguren presentó en el festival mexicano su más reciente película de ficción “20.000 especies de abejas”, que formó parte de las galas a beneficencia y en la que aborda cómo un niño de ocho años comienza su proceso de identidad como niña y el tránsito que tiene frente a una familia y una sociedad en la que prevalece el binarismo.

“Cuando una niña cisgénero se expresa, con 4 o 7 años, como niña, nadie la pone en cuestión o si sabe que es ser una niña y, sin embargo, si lo hacemos con las infancias trans no, (se dice) es demasiado joven, cómo puede saber, no tienen madurez psicológica para saber quiénes son, pero ese sentimiento brota de un lugar que es un misterio muchas veces viene también con una claridad muy rotunda”, expresó la realizadora.

La cinta vasca, estrenada en salas en abril en España, ha cosechado premios como el Oso de Plata a la mejor interpretación protagonista en el Festival de Berlín y la Biznaga de Oro en el Festival de Málaga, por mejor película y el Premio a Mejor Actriz de Reparto.

ACOMPAÑAMIENTO FUNDAMENTAL

En 2018, Ekai, un adolescente transexual de 16 años, se quitó la vida en su domicilio de Ondarroa (España), motivado por los problemas para que fuera reconocida su identidad y tras no conseguir un tratamiento hormonal que frenara su proceso de desarrollo.

El caso conmovió a la directora, quien realizó el guion de “20.000 especies de abejas”, la quinta película en su carrera, con la intención de llevar un mensaje de esperanza a las niñas y niños y las familias que están pasando por este proceso.

“Ekai dejó una carta y en ella él vislumbraba un futuro más esperanzador para quienes vinieran por detrás y sí que tenía la sensación de querer hacer esa película, que conectara con aquel momento del 2018, por eso también esta película con un espíritu distinto, más luminoso, esperanzador”.

Urresola Solaguren abogó por que las niñas y niños que están en este proceso sean acompañados por adultos que respeten las emociones por las que atraviesan y les animen a ser ellos mismos.

“Respetar a la persona que tenemos delante y observar cómo se siente cuando se le permite un espacio de expresión libre y cuando no. Y ante esa evidencia, ver cómo se relajan los índices de ansiedad de esa persona, cómo empieza a desarrollar otras cuestiones que no están necesariamente vinculadas con lo identitario sino con deseos, con gustos, con pasiones”, expresó.

Consideró que en este tránsito la familia es fundamental no solo para acompañar a la niña o el niño, también porque se genera un cambio en la manera en cómo las demás personas ven a esos niños.

La película seguirá su circuito en otros festivales como el de Bolonia, Israel y Helsinki además del Curtas Vila do Conde en Portugal, donde habrá una retrospectiva de las películas de la directora. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *