Más

Suscribirse

Redes Sociales

España entregará a Guatemala al empresario Schwank por el caso Puerto Quetzal

Un tribunal español ha autorizado la extradición del empresario William Anthony Schwank a Guatemala, donde es reclamado por recibir sobornos del naviero español Ángel Pérez Maura para la adjudicación irregular de una nueva terminal de contenedores en Puerto Quetzal.

La Audiencia Nacional (AN) española considera que se cumplen los requisitos para la entrega con vistas a su enjuiciamiento por delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y fraude en Guatemala, que en España equivaldrían a pertenencia a organización criminal, cohecho y fraude.

El tribunal rechaza todas las alegaciones planteadas por la defensa, entre ellas que la petición de extradición se debe a motivos políticos, como el reclamado alegó en la vista de extradición celebrada el lunes pasado.

Los jueces españoles señalan que la documentación aportada por sus abogados no acredita tales motivaciones ni que su situación pueda resultar agravada por consideraciones políticas.

En relación con el riesgo para su seguridad o que fuera sometido a tratos degradantes si es extraditado, la AN advierte de que no se han acreditado riesgos específicos y concretos para su vida derivados de la situación del sistema de prisiones del país centroamericano.

Según los informes aportados por la Fiscalía Especial contra la Impunidad de Guatemala, se atribuye al empresario el haberse unido, entre 2012 y 2015, a un grupo criminal, en cuya jefatura estaban los dos principales responsables del Gobierno de entonces.

Por este caso de sobornos fueron procesados el expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015) y la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

La intención era obtener beneficios económicos ilícitos, derivados de la propuesta de los representantes de Grup Maritim TCB para construir una terminal de contenedores en Puerto Quetzal (Guatemala).

Esa propuesta no solo incluía los aspectos técnicos y jurídicos, sino también el ofrecimiento de una comisión de 30 millones de dólares para los gestores nacionales e internacionales.

Schwank habría obtenido cerca de un millón de dólares “por gestionar los trámites para que se adjudicara ilícitamente la concesión del proyecto”.

El empresario guatemalteco ya declaró como testigo en España en una causa judicial que investiga la contratación de un excomisario español, José Villarejo, por parte del naviero Pérez Maura para evitar su extradición a Guatemala acusado de sobornar al Gobierno de ese país. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *