Más

Suscribirse

Redes Sociales

Escándalo en el equipo Red Bull de F1: El clan Verstappen pierde; se quedan Horner y Checo

Sakhir (Bahrain), 23/02/2024.- Dutch Formula One driver Max Verstappen of Red Bull Racing talks to media on the last day of the the pre-season testing for the 2024 Formula One season at the Bahrain International Circuit in Sakhir, Bahrain, 23 February 2024. (Fórmula Uno, Bahrein) EFE/EPA/ALI HAIDER
Sakhir (Bahrain), 23/02/2024.- Dutch Formula One driver Max Verstappen of Red Bull Racing talks to media on the last day of the the pre-season testing for the 2024 Formula One season at the Bahrain International Circuit in Sakhir, Bahrain, 23 February 2024. (Fórmula Uno, Bahrein) EFE/EPA/ALI HAIDER

El aire tenso envuelve a la escudería de carreras Red Bull Racing, sumida en un caos interno que amenaza con dividirla irremediablemente. El último incendio en la casa de Christian Horner, director del equipo, ha dejado al descubierto una trama de filtraciones y acusaciones de naturaleza sexual que ponen en entredicho la integridad y estabilidad del equipo.

El escándalo, conocido como el “Horner Leaks”, continúa propagándose como un fuego voraz, alimentado por un correo electrónico anónimo que ha inundado a la prensa del mundo de la Fórmula 1 con imágenes comprometedoras y conversaciones íntimas. En estos intercambios, Horner aparece solicitando fotos, realizando videollamadas insistentes y enviando mensajes de tono sugestivo a una empleada de la escudería.

A pesar de haber sido absuelto en una investigación interna por “comportamiento sexual inapropiado”, las revelaciones del correo electrónico han reavivado las llamas del escándalo y han arrojado sospechas sobre la posible implicación de Jos Verstappen, ex piloto de Fórmula 1 y padre del actual campeón del mundo, Max Verstappen.

Sin embargo, Verstappen ha negado rotundamente cualquier participación en la filtración, argumentando que no tendría sentido poner en riesgo el éxito de su hijo en el equipo. Estas acusaciones han revelado una profunda división dentro de Red Bull Racing, con facciones que apoyan tanto al clan Verstappen como al dueño mayoritario del equipo, Chalerm Yoovidhya, quien recientemente ha sido visto públicamente respaldando a Horner.

En medio de este conflicto interno, Jos Verstappen ha alzado su voz para denunciar la gestión de Horner, afirmando que la permanencia del director en su cargo pone en peligro la estabilidad del equipo. Sus declaraciones han dejado en evidencia las tensiones latentes que existen dentro de la escudería desde el fallecimiento del fundador, Dietrich Mateschitz.

La situación se ha agravado aún más con las declaraciones de Toto Wolff, jefe del equipo Mercedes, quien ha instado a Red Bull Racing a actuar con transparencia ante el escándalo. “Esto podría ser interpretado como una lucha de poder dentro de la Fórmula 1”, advirtió Wolff, agregando que el manejo del caso por parte de Red Bull podría dañar irreparablemente la reputación del equipo.

Mientras tanto, Helmut Marko, consejero de Red Bull y figura clave en la historia del equipo, ha optado por mantenerse en un segundo plano, aunque sus diferencias con Horner son evidentes. Queda por determinar cuál será la postura de Max Verstappen frente a esta crisis que amenaza con consumir a su equipo, especialmente después de los rumores que sugieren una posible reunión entre Jos Verstappen y Toto Wolff, quien busca pilotos para la próxima temporada tras la no renovación de Lewis Hamilton.

 

JOS VERSTAPPEN: UN HISTORIAL DE POLÉMICAS INTERMINABLES

Jos Verstappen, reconocido por ser el padre del tricampeón del mundo Max Verstappen, ha sido protagonista de numerosos episodios controversiales a lo largo de su carrera, caracterizados por su peculiar comportamiento y declaraciones incendiarias.

Desde enfrentamientos legales hasta críticas públicas, el expiloto ha estado en el ojo del huracán en múltiples ocasiones, generando titulares por todo el mundo.

Uno de los capítulos más oscuros de la historia de Jos Verstappen se remonta al año 2009, cuando fue condenado a tres meses de prisión condicional por denuncias de amenazas verbales, agresiones y acoso por parte de su entonces pareja y madre de Max, Sophie Kumpen. A pesar de las acusaciones, Verstappen recibió una sentencia indulgente por parte del Tribunal de Tongres.

Pero los problemas legales no terminaron ahí para Jos Verstappen. En enero de 2012, fue arrestado nuevamente, esta vez acusado de intento de homicidio por parte de su nueva pareja. Las acusaciones afirmaban que Verstappen había intentado atropellar a su compañera en la ciudad de Roermond. A pesar de pasar dos semanas en prisión, fue liberado por falta de pruebas.

El conflicto también alcanzó su ámbito familiar, cuando en julio de 2016, se reveló que Jos Verstappen había agredido a su propio padre, Frans Verstappen, según informes del diario De Telegraaf. Aunque las denuncias fueron retiradas posteriormente, el incidente arrojó luz sobre la tensa relación entre padre e hijo.

Pero las polémicas no se limitan a su vida personal, también ha sido objeto de críticas por su comportamiento en el ámbito deportivo. Jos Verstappen ha lanzado dardos de crítica hacia Sergio Checo Pérez, piloto de Red Bull, desde su llegada al equipo. Sus comentarios, como el que realizó después de que Pérez ganara el Gran Premio de Mónaco en 2022, han generado controversia y tensiones en el equipo.

Incluso en momentos de celebración, como la victoria de Pérez en el Gran Premio de Arabia Saudita, Jos Verstappen ha dejado en claro su descontento, mostrándose indiferente ante el triunfo del piloto mexicano. Aunque su hijo, Max Verstappen, ha tratado de justificar sus acciones, la actitud de Jos ha sido objeto de críticas por parte de la comunidad automovilística.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *