¿Es normal? Otra vez mi cachorro está enfermo del estómago

175 vistas
5 min lectura
Purina

Tener a un cachorro enfermo del estómago no es algo positivo, pero sí es algo común a en esta etapa de su vida. Te decimos por qué

Cuando son cachorros su sistema inmunológico aún está en desarrollo y mastican y tragan todo tipo de cosas, por lo tanto, es fácil que se enfermen. Recuerda que una de las primeras decisiones que debes de tomar es vacunar a tu cachorro para prevenir todo tipo de enfermedades o consecuencias de masticar y comer todo lo que ven.

No olvides que un cachorro es una máquina para masticar y tragar. Esto por lo curiosos que pueden ser. Algo que los entretiene mucho es masticar y tragar muchas cosas, entre ellas las cuerdas, rocas, ramas, juguetes, etc. Estos artículos pueden causar bloqueos estomacales y daños internos que pueden provocar algunos de estos síntomas: sangre en la orina o excremento, vómito, incapacidad para orinar o defecar, poca energía e incluso pérdida de peso.

Si aparecen estos síntomas y parecen empeorar, llama al veterinario. Mantén los artículos peligrosos, como los medicamentos y productos de limpieza, en un lugar seguro.

Es muy importante adecuar tu hogar para que tu cachorro evite estas situaciones. Procura observarlo y no dejarlo sin supervisión, con el tiempo, estos hábitos desaparecerán y tu cachorro aprenderá a comer y masticar todo lo que ve.

CUIDADO CON ALIMENTOS QUE PUEDEN DEJAR A UN CACHORRO ENFERMO

Existen muchos alimentos que pueden causar problemas estomacales a tu mascota y otros pueden ser potencialmente mortales. Mantenlo alejado del chocolate, la cebolla, los productos azucarados, las uvas y el chicle.

Desde muy pequeño, es importante mantener una dieta equilibrada y rica en nutrientes.

El sistema inmunitario del cachorro está en desarrollo mientras crece. Por lo tanto, es una buena idea mantenerlo alejado de lugares y situaciones donde las infecciones pueden propagarse fácilmente, en especial si tu amigo peludo no está al día con sus vacunas, incluidas la de rabia y moquillo.

Algunos síntomas de enfermedad grave pueden ser: deshidratación, poca energía, confusión y, aún más importante, un cambio drástico en el peso, en este caso comunícate con su veterinario en cuanto antes.

Recuerda que tu cachorro también necesita un lapso para que esté listo y salir al mundo, necesita tener cada una de sus vacunas y sobre todo cumplir un mínimo de 5 meses de vida. Antes de esto, puedes exponer a tu cachorro y no es lo ideal.

Una causa común del malestar estomacal en el cachorro es que esté comiendo muy rápido. Notarás que después de comer tiene ruidos estomacales o gases y vómitos. Evita esta situación dándole porciones más pequeñas de alimento. 

Procura buscar recipientes para esta situación, existen recipientes especiales para perros que comen muy rápido. Podrás encontrarlos en tiendas de mascotas. 

Presta atención si tu cachorro enfermo vomita o tiene diarrea, aunque sean síntomas comunes de problemas estomacales.

Lleva a tu perro de inmediato al veterinario si presenta:

Incapacidad para caminar.

Convulsiones.

Tropezones como si tu cachorro estuviera borracho.

Abdomen hinchado. 

No olvides estar al pendiente de tu mascota, recuerda que su forma para comunicarse es diferente a la nuestra. Necesitas estar al pendiente para identificar si tu perro está enfermo y observar todas las señales. Su salud es fundamental y, sobre todo, tienes que ver por él y los peligros a los que puede estar expuesto para actuar a tiempo buscando siempre su bienestar.

(Con información de Purina)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Juegos Olímpicos, contra viento, marea y Covid-19

Siguiente noticia

OMS incluye a mujeres embarazadas en la lista de prioridad para vacunación