Más

Suscribirse

Redes Sociales

Envían a juicio al expresidente salvadoreño Sánchez Cerén por corrupción en El Salvador

Foto: X
Foto: X

Una corte de instrucción de El Salvador envió a juicio al expresidente Salvador Sánchez Cerén (2014-2019) por cargos de corrupción y condenó a cuatro exfuncionarios a penas excarcelables, según informó el Órgano Judicial.

“Entre los acusados ausentes que pasaron a vista pública (juicio) también se encuentra Salvador Sánchez Cerén”, indicó el Órgano Judicial en un comunicado divulgado en sus redes.

Una reciente reforma penal en El Salvador permite procesar, juzgar y condenar sin que los procesados estén presentes, como ocurrió con el expresidente Mauricio Funes (2009-2014), que recibió una pena de 14 años en mayo, aunque se encuentra en Nicaragua, donde recibió la nacionalidad de ese país y no puede ser extraditado.

La Fiscalía salvadoreña acusa a Sánchez Cerén, que también vive en Nicaragua tras ser nacionalizado, de haber recibido 530.000 dólares en sobresueldos irregulares cuando era vicepresidente (2009-2014) y el país era gobernado por Funes.

Además del excomandante guerrillero, el primero de su rango en gobernar el país y también exministro de Educación, han sido procesados otros 9 exfuncionarios del Gobierno de Funes, de los que 4 pactaron con la Fiscalía admitir las acusaciones de peculado y enriquecimiento ilícito.

Se trata del Carlos Cáceres, exministro de Hacienda; Hugo Flores, exviceministro de Agricultura; Violeta Menjívar, exministra de Salud, y Erlinda Handal, exviceministra de Ciencia y Tecnología.

Estas personas aceptaron un juicio abreviado, en el que admiten los cargos, para lograr una condena excarcelable de 3 años, que pagarán con trabajos públicos, además de reintegrar los montos cuestionados de entre 174.000 y 210.000 dólares.

Además de Sánchez Cerén, enfrentarán juicio Calixto Mejía, exviceministro de Trabajo; Geron Martínez, exministro de Obras Públicas; Lina Pohl, exviceministra de Medio Ambiente; Guillermo López, exjefe de puertos y aeropuertos; y José Manuel Melgar, exministro de Seguridad.

“De acuerdo al dictamen de acusación presentado por la Fiscalía General de la República, los exfuncionarios se enriquecieron ilícitamente sustrayendo de las arcas del Estado un total de 2.643.000 (dólares), en el periodo del 2009-2014, utilizando la figura de sobresueldos, en la cual se otorgaban bonos adicionales al salario mensual que recibía cada funcionario”, concluyó el Órgano Judicial.

Estos fondos fueron supuestamente sustraídos mediante una partida presupuestaria secreta, un mecanismo que el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009) confesó en 2018 haber utilizado para apropiarse de más de 300 millones de dólares.

Saca fue el primer presidente de la etapa democrática salvadoreña en ser condenado por cargo de corrupción. Actualmente purga una condena de 8 años obtenida tras confesar y evitar penas superiores a 20 años. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *