Envían a juicio a exgenerales militares en Guatemala por una masacre de indígenas

99 vistas
3 min lectura
Fotografía: EFE

Un juez decidió este lunes enviar a juicio a los generales retirados del Ejército de Guatemala Benedicto Lucas y Manuel Callejas por la masacre de más de 1.700 indígenas entre 1978 y 1982, durante el conflicto armado interno en el país centroamericano.

La decisión de imputar a Lucas y Callejas, por los delitos de genocidio y atentar contra los deberes de la humanidad, estuvo a cargo del juez Miguel Ángel Gálvez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo B del Organismo Judicial guatemalteco.

Ambos exmilitares están acusados por su implicación intelectual en la matanza de alrededor de 1.731 indígenas ixiles en el norte de Guatemala.

La masacre se registró durante la etapa más sangrienta del conflicto armado interno en Guatemala, que duró 36 años (1960-1996) y que dejó más de 250.000 personas asesinadas o desaparecidas, el 90 por ciento a manos del Ejército, según organismos internacionales.

«Celebramos hoy la justicia, tardía, pero se acerca al horizonte de la memoria y lucha por la dignidad de las víctimas», indicó en un comunicado de prensa la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), querellante adhesivo en el caso.

Benedicto Lucas, hermano del expresidente guatemalteco Romeo Lucas (1978-1992), fue general de brigada del Ejército de Guatemala y también se desempeñó como jefe del Estado Mayor de la entidad castrense.

Por su parte, Manuel Callejas también llegó a ser general y jefe de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército de Guatemala.

Ambos están en prisión actualmente, condenados a 30 años de cárcel en mayo de 2018 por la desaparición forzada del niño Marco Antonio Molina Theissen en 1981.

La Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala recordó en el comunicado que se presentaron «casi 200 testimonios» y «148 peritajes de antropología forense» para validar la acusación contra Lucas y Callejas por genocidio.

Los indígenas ixiles fueron «calificados falsamente por la inteligencia militar como enemigos del Estado» durante el conflicto armado interno, por supuestos vínculos con la Guerrilla y a ello se debió la masacre en manos de los militares, de acuerdo a la misma fuente.

En 2013, el exdictador y general golpista Efraín Ríos Montt, presidente de facto de Guatemala entre 1982 y 1983, fue condenado por el genocidio de indígenas ixiles durante su mandato, pero la Corte de Constitucionalidad, máximo tribunal del país, revocó la decisión.

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Un mayor general fue el último soldado de EEUU en salir de Afganistán

Siguiente noticia

Fallo en la aplicación anticovid de Indonesia expone los datos de un millón de personas