Más

Suscribirse

Redes Sociales

Enviado especial de la ONU pide en Honduras acciones para reducir muertes en carreteras

El enviado especial de las Naciones Unidas (ONU) para la seguridad vial, Jean Todt, pidió en Tegucigalpa “tomar acciones” para reducir el número de víctimas en accidentes de tráfico, la segunda causa de muerte en Honduras.

“Es el momento de actuar y nosotros tenemos la receta para hacer esto: es educar a la gente, aplicar la ley, mejorar la calidad de la infraestructura vial y el sistema de castigo”, dijo Todt en una rueda de prensa al concluir una visita a Honduras.

Señaló que los accidentes en carreteras son la segunda causa de muerte entre jóvenes entre 5 y 22 años, y que el 20 % de esos fallecimientos ocurre en países en vías de desarrollo.

Instó a las personas a “utilizar el cinturón de seguridad, el casco en las motocicletas”, así como no usar el teléfono móvil al volante y no conducir a exceso de velocidad.

En Honduras, país con 9,7 millones de habitantes, se reportan “cinco muertes por día en la carretera” y el 30 % de las víctimas son conductores de motocicletas, agregó.

Todt, que el lunes inició en Honduras una gira que le llevará a El Salvador, Brasil y Paraguay, destacó la importancia de “unificar los esfuerzos” para garantizar una movilidad más segura en las carreteras, y afirmó que Honduras puede “dar una demostración en la región de lo que se puede lograr si se quiere abordar el problema”.

“Tenemos una gran oportunidad” para reducir los accidentes y las muertes en las carreteras, enfatizó el enviado especial de la ONU, que apeló a la “responsabilidad de todos”.

CAMBIO DE CULTURA

Todas las personas deberían estar “temerosas de las carreteras”, dijo Todt, quien aseguró que es el “momento de tomar acción” para reducir las muertes por accidentes de tráfico.

La región latinoamericana “no está en la mejor situación en relación a la seguridad vial”, precisó el ex presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), que esta tarde se trasladará a El Salvador.

También se necesita “un cambio de mentalidad, de cultura”, indicó Todt, quien dijo que el coste de los accidentes representa el 25 % del Producto Interno Bruto (PIB) de los países.

Abogó además por la aplicación “efectiva” del Plan mundial para el decenio de acción para la seguridad vial 2021-2030, cuyo objetivo es reducir a la mitad el número de víctimas en las carreteras.

En Honduras, según datos de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNTV), alrededor de 1.250 personas murieron en 2022 en casi 10.000 accidentes de tráfico, que dejaron además más de 2.500 lesionados, indicó el ministro de Seguridad, Gustavo Sánchez.

El 46 % de los fallecidos en accidentes de tráfico son conductores, 33 % peatones y 21 % pasajeros, señaló Sánchez en la rueda de prensa.

“Debemos prestar atención para implementar medidas preventivas adecuadas para disminuir la incidencia de estos accidentes de tránsito”, subrayó Sánchez, quien detalló que las colisiones, choques y atropellos son las principales causas de fallecidos en carreteras.

La Policía Nacional de Honduras tiene la disponibilidad de “sumarse a todos los esfuerzos” para reducir los factores para prevenir los accidentes de tráfico, añadió.

Además, hizo un llamado a la “acción para mejorar la seguridad vial” en el país centroamericano e implementar “medidas preventivas” para promover la educación vial.

Sánchez abogó por la promoción de una campaña de “educación y prevención” desde los centros educativos orientada a reducir los accidentes y las muertes en carreteras. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *