Entierran a 33 personas tras supuesto ataque del ejército birmano

81 vistas
3 min lectura
Twitter

Una comunidad local celebró los funerales y enterró a 33 de las al menos 35 personas, entre ellas cuatro niños, que fueron masacradas en un supuesto ataque de las fuerzas de la junta militar la pasada Nochebuena en Birmania (Myanmar), informó el portal Myanmar Now.

La ceremonia tuvo lugar el miércoles en el estado occidental Kayah (Karenni), donde los cadáveres quemados fueron hallados el sábado pasado por una milicia civil opuesta a la junta militar cerca de la aldea Moso, en la municipalidad de Hpruso.

Un comandante de la Fuerza de Defensa de las Nacionalidades Karenni, formada tras el golpe de Estado del pasado 1 de febrero, indicó que la ceremonia incluyó ritos de distintas religiones acorde con la fe de las víctimas y sus familiares.

La ONG Save the Children confirmó el martes que dos de sus trabajadores se encontraban entre las 35 personas asesinadas e hizo un llamamiento al Consejo de Seguridad de la ONU a reunirse y tomar acciones para que los responsables respondan ante la justicia.

Save the Children culpó el ataque a los militares birmanos, que aún no ha respondido a las acusaciones.

Los 35 cadáveres calcinados fueron encontrados el pasado 25 de diciembre en Kayah, uno de los estados en conflicto por los combates entre los militares y las milicias civiles opuestas al golpe de Estado.

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó el miércoles la matanza de los 35 civiles y exigió el cese inmediato de la violencia en la zona.

El organismo además subrayó la «necesidad de asegurar la rendición de cuentas en torno a este hecho», y enfatizó la «importancia de respetar los derechos humanos y la seguridad de los civiles», así como el acceso humanitario sin impedimentos para todo el que necesite ayuda.

Birmania ha entrado en una espiral de crisis y violencia desde que los militares liderados por Min Aung Hlaing tomaron el poder en un golpe de Estado que derrocó al Gobierno democrático de Aung San Suu Kyi, actualmente bajo arresto.

Además de protestas pacíficas y un movimiento de desobediencia civil, se han formado milicias civiles que han tomado las armas junto a las guerrillas étnicas que llevan en conflicto con el Ejército birmano desde hace décadas.

Tras casi once meses después de la asonada, la junta militar sigue sin tener el control completo del país a pesar de la brutal violencia utilizada contra la disidencia y que ha causado hasta la fecha al menos 1.382 muertos y más de 11.200 detenidos, según la Asociación de Asistencia a los Prisioneros Políticos (AAPP) birmana. EFE

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Venezuela suma 203 nuevos casos de covid-19 en las últimas 24 horas

Siguiente noticia

Frida Kahlo, Picasso y NFTs: lo mejor de las subastas de 2021