Más

Suscribirse

Redes Sociales

Carlos Bayo Martínez – En una batalla siempre hay costos

Columna escrita por Carlos Bayo Martínez

Entre más siga pasando el tiempo, seguramente nos iremos enterando de otros temas y nuevos actores en las diferentes novelas, desde las penosas y lamentables policiacas, hasta las religiosas, que jamás faltan. 

En este caso, la pregunta es ¿se va o se queda? ¿Quién? El flamante secretario de Seguridad Ciudadana, policía de carrera de familia, con grandes logros y no menos llamativo que otros el último decomiso de droga en la CDMX.

Omar García Harfuch es un joven con un futuro brillante, pero con un pequeño o gran parteaguas que sucedió hace pocos días, al ser mencionado por algunos medios como conocedor del terrible evento de los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa.

Y no digamos que se quedan algunos temas en el tintero de las dudas:

Una PGR que compró aviones, y rentó igualmente automóviles con sobreprecio y demás observaciones que debe de haber por solventar todavía desde el sexenio pasado.

Además del show mediático que tuvieron que hacer para justificar ese triste evento –la “verdad histórica” por la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa–, lo cierto es que el extitular de la PGR, ya es un hombre de edad suficiente para no estar en prisión y llevar el proceso en su domicilio.

El fiscal General, Alejandro Gertz Manero, colocó una carambola de muchas bandas por el hecho de llevar al banquillo a un hombre que seguro dirá su verdad, y que a muchos no les gustará ser mencionados en esa terrible historia y, por lo tanto, perderán más su capital político.

Otros casos se verán no solo perdiendo capital político, sino su libertad; se mencionó de alguna manera que sea quien sea, militar o civil.

Este es un ejemplo que el presidente López Obrador no es vengativo, porque bien lo pudo hacer desde el principio de su mandato, pero se esperó la Fiscalía a reunir elementos para poder iniciar un proceso justo (darle a cada quién lo que le corresponde, diría el jurista Filipo Gallo), donde seguro el mandatario, como siempre lo ha mencionado, no es tema del Ejecutivo, es tema de la fiscalía y nada tiene que ver, como algunos medios lo anotan. 

Podemos ver, por otro lado, el antes y el ahora al servicio de los neoliberales, observando el tablero del Estado de México, donde se perfila la maestra Delfina Gómez para arrasar las elecciones si hace una buena campaña, y con la ventaja que el gobernador es un hombre de instituciones que también ha hecho un buen trabajo con apoyo del titular del Ejecutivo federal.

En fin. Este movimiento involucra a muchos actores de la política mexicana y solo el futuro mediato nos irá diciendo que pasará. La pregunta inicial es si se va o no se va el secretario de Seguridad Ciudadana. Sin duda, es una decisión difícil para su jefa. ¿Quién gana de Morena en esta circunstancia?

Alguna vez, un hombre me dijo que el éxito de la vida, a veces, consiste en las tres C: constancia, conciencia y circunstancia. Sin la última, es más complicado.

Varios esqueletos políticos se quedarán en el camino de esta Cuarta Transformación, porque la Quinta será mejor, sin dejar de ver que los cimientos son la Cuarta, de nuestro amado Presidente.

 

 

Carlos Bayo Martínez: carlos.bayo@angelmetropolitano.com – Twitter: @CaBayodeTroyaMx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *