Más

Suscribirse

Redes Sociales

“¿En qué mundo vivimos?, se pregunta el jefe de la OMS ante catástrofe humanitaria en Gaza

EFE/EPA/MOHAMMED SABER
EFE/EPA/MOHAMMED SABER

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se preguntó, en una comparecencia pública ,”¿en qué mundo vivimos?”, tras denunciar las atrocidades que están ocurriendo en Gaza, que van desde “dejar a la gente sin comida” o que los sanitarios se arriesguen a ser bombardeados por realizar su trabajo.

“¿En qué mundo vivimos cuando la gente no puede obtener comida o agua, cuando no puede caminar para buscar atención médica” ¿En qué mundo vivimos cuando los trabajadores sanitarios se arriesgan a ser bombardeados mientras salvan vidas o cuando los hospitales tienen que cerrar porque no hay electricidad ni medicinas… o porque se convierten en objetivos militares”, dijo.

Tedros denunció que la agencia de la ONU que provee ayuda alimentaria no tiene acceso al norte de Gaza y que desde que empezó la guerra en Gaza, el pasado 7 de octubre, la malnutrición grave ha pasado del 1 % a más del 15 % y que la situación empeorará a medida que la violencia se prolonga y se impide el acceso de la ayuda humanitaria.

“Necesitamos un alto el fuego ahora. Necesitamos que se libere a los rehenes”, pidió el director general de la OMS en una rueda de prensa.

El principal asesor jurídico de la OMS, Steve Salomon, aclaró que, en cumplimiento del derecho humanitario internacional, no hay justificación alguna para atacar las infraestructuras o al personal médico, ni siquiera que algunas de ellas puedan haber sido utilizadas con fines militares, como se intenta justificar desde Israel.

Detalló que incluso cuando alguna instalación sanitaria se utiliza militarmente, “los ataques desproporcionados están estrictamente prohibidos (…) Todos los combatientes deben entender que los centros médicos y su personal están fuera de los límites (de lo legalmente permitido)”.

Enseguida aclaró que tanto atacar como militarizar instalaciones médicas (como habría hecho Hamás con algunas de ellas) está absolutamente prohibido. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *