Más

Suscribirse

Redes Sociales

En el IMSS de Tamaulipas, tratan de justificar “compra” millonaria en botox

Gobierno de México
Gobierno de México

En Tamaulipas, la delegación del IMSS se sigue despachando con la cuchara grande. La salida obligada de la anterior titular, Velia Patricia Silva Delfín, no frenó la serie de corruptelas, sobre todo en la compra de medicamentos a sobreprecio, entre otros negocios sucios, que causan un grave quebranto a las finanzas del Instituto Mexicano del Seguro Social.

En una entrega pasada anotamos que la ahora exdelegada dejó a su equipo de confianza, aquellos que le “ayudaron” a embolsarse cantidades millonarias producto de los “moches”, compras ficticias de medicamentos y robo de los mismos, hasta extorsiones y saqueo a las finanzas.

Uno de estos empleados de confianza y operadores financieros es David Adonai Cano Córdova, quien, desde la Coordinación de Abastecimientos del IMSS del Estado de Tamaulipas, sigue haciendo negocios por abajo del agua y violando la normatividad, sin que nadie lo moleste.

La diferencia, es que ahora opera también para Federico Héctor Marín Martínez, titular del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada Regional en Tamaulipas del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Desde hace exactamente un año, en que tomó posesión del cargo, Federico Marín, en lugar de limpiar la casa, le entró al juego de las malas prácticas.

Un grupo de trabajadores del IMSS en Reynosa –plenamente identificado por este reportero, a quien le pidieron no dar a conocer su identidad– expone las anomalías que ahora tiene el delegado del Instituto.

“Desde agosto, autoridades federales investigan a la delegación del IMSS en la entidad, por las quejas de empleados que están siendo obligados a firmar adquisiciones millonarias, que no se hicieron o que están ‘infladas’, para tratar de justificar el enorme desfalco que están haciendo”, acusan.

Este es su testimonio…

POR ÓRDENES DE FEDERICO MARÍN

Uno de los empleados de confianza y operadores financieros de la otrora delegada –Velia Patricia Silva Delfín– es David Adonai Cano Córdova, quien, desde la Coordinación de Abastecimientos del IMSS del Estado de Tamaulipas, sigue haciendo dinero ilícito.

El sustituto de Silva Delfín, en lugar de cesar a Cano Córdova, le permite seguir haciendo negocios por abajo del agua y violando la normatividad, sin que nadie lo moleste, precisan las fuentes informativas.

Cabe recordar que David Adonai Cano era y es el brazo derecho de Silva Delfín, pues sigue ejecutando el mismo modus operandi, haciendo mella en las arcas del IMSS, en perjuicio de los derechohabientes y la misma institución.

El citado servidor público tiene abierta una carpeta de investigación en su contra en la Fiscalía General de la República –expediente FED/REY/0001572/2022– por los presuntos delitos de peculado, delincuencia organizada, desfalco por compra emergente y enriquecimiento ilícito.

Se sabe que tan solo el dispendio en Ciudad Madero y Nuevo Laredo, asciende a la cantidad de más de 20 millones de pesos. Dicho monto es de acuerdo a las auditorías, pero la cifra es evidentemente mayor por los “moches”, “entres” y “comisiones” que pagaban –y que presumiblemente siguen haciendo– los proveedores y contratistas del IMSS delegación Tamaulipas.

Sabemos, anotan los quejosos, que, desde agosto del año pasado, autoridades federales indagan al delegado estatal del IMSS y a algunos integrantes de su equipo, quienes están obligando a empleados de unidades médicas de Reynosa, a firmar documentos para tratar de justificar un gasto indebido de 120 millones de pesos que se gastaron en botox.

“Obviamente sí se usa la toxina botulínica (botox) en algunos procedimientos médicos, pero no en grandes cantidades. Tal vez ni siquiera en todo el país se gasten 120 millones de pesos en esa sustancia, pero aquí es donde presuntamente se gastó esa cantidad, lo que a todas luces es una irregularidad”, detalla personal médico de Reynosa.

“En esta ‘compra’ injustificable, el delegado Federico Marín es el artífice, y su asesora Karla Olivares es su personera, quien va a cobrar el dinero a las unidades médicas.

“David Adonay, coordinador de Abastecimientos del IMSS del Estado de Tamaulipas, es quien se está reuniendo con los empleados para que firmen a fuerza y justifiquen así el gasto millonario en botox. Ya acudió con ese propósito a los hospitales 270 y 15, ambos de Reynosa, donde reunió al personal administrativo y los amenazó para taparle la espalda al delegado; les argumentó que es una bronca en que se metieron (los altos funcionarios del IMSS) con los de la maña (la delincuencia organizada)”.

Los denunciantes rematan: “A nivel central ya saben de este asunto, pero están tapando todo; unos investigan y otros tapan, porque fueron parte de la autorización del pago. Obviamente el titular del IMSS –Zoé Robledo Aburto– sabe de esta ‘compra’ millonaria, pero aseguran que como es año de Hidalgo, y se le frustró su candidatura para ser gobernador de Chiapas, lo más probable es que quede sin ‘hueso’, y por eso quiere llevarse lo más que pueda…”.

BASURA EN HOSPITALES

Así luce la zona de basura del Hospital General de Zona num. 11, cuyo administrador es Víctor Manuel Pinto Martínez, quien brilla por su ausencia pues rara vez se presenta a trabajar y delega todo. Paga millones de pesos por el servicio de limpia, y así están los basureros, lo que es un grave foco de infección.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *