Más

Suscribirse

Redes Sociales

En Colombia aumentó la explotación ilegal de oro en 2022, según un informe

Pixabay:  Florian Pircher
Pixabay: Florian Pircher

Aunque el área donde se explotó oro de aluvión en Colombia en 2022 se redujo con respecto al año anterior, incrementó la explotación ilícita, principalmente en los departamentos de Chocó, Antioquia y Nariño, concluyó un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

El área total detectada en 2022 fue de 94.733 hectáreas frente a las 98.567 hectáreas del año anterior, y de estas el 73 % se clasifican como explotación ilícita (69.123 hectáreas), con un incremento de 5.000 hectáreas en relación con el año anterior.

El documento, presentado, también apunta a que el 21 % cuenta con los permisos técnicos y/o ambientales para la explotación y el 6 % se encuentra en tránsito a la legalidad, es decir, “una baja porción se encuentran dentro del marco legal (minero y ambiental)”.

La explotación de oro de aluvión (EVOA) consiste en la extracción y procesamiento de arenas de playas y ríos con ayuda de herramientas

Los resultados muestran que 13 de los 32 departamentos colombianos presentan EVOA en tierra, con un total de 94.733 hectáreas y se concentra en tres de ellos: Chocó, Antioquia y Bolívar, con el 85 % del total nacional.

Chocó ocupa el primer lugar con 37.841 hectáreas que corresponden al 40 % del consolidado nacional y focalizan la mayor cantidad de EVOA en la categoría de explotación ilícita (33.938 hectáreas).

Los departamentos de Putumayo, Valle del Cauca, Córdoba y Nariño registran incrementos por encima de 11 %.

Por otro lado, alrededor de la mitad de la minería de aluvión de oro se encuentra en zonas excluibles de la minería, que corresponden a territorios de protección y desarrollo de recursos naturales renovables y ambientales en los que la ley determina que no se podrán ejecutar obras de exploración y explotación minera.

En 2022 se identificaron 46.550 hectáreas de EVOA en tierra en zonas excluibles de la minería (49 % del total nacional), en su mayoría localizadas en Zonas de Reserva Forestal Ley segunda de 1959 (45.780 hectáreas)

Otros hallazgos

Aproximadamente en el 44 % de los territorios con presencia de EVOA en tierra en 2022 se identificó presencia de cultivos de coca en 2021.

Según la Unodc, la EVOA y la presencia de cultivos de coca son dos fenómenos “que convergen en algunos territorios”.

La explotación ilícita de oro genera impactos ambientales significativos que incluyen deforestación, contaminación de agua por el uso de mercurio y cianuro para extraer el mineral, destrucción de hábitats acuáticos y cambio en el curso de los ríos, frente a lo cual se requieren medidas para frenar la explotación ilícita y fomentar prácticas mineras sostenibles y responsables.

Entre 2021 y 2022 se perdieron 11.014 ha de alto valor ambiental (vegetación primaria, vegetación secundaria, y rastrojos altos y bajos), de lo cual el 47 % corresponde a pérdidas sobre vegetación primaria; el 50 % de este fenómeno se concentra en la región del Chocó Biogeográfico (Chocó, Nariño, Valle del Cauca, Cauca y Urabá Antioqueño). EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *