En 11 días han sido asesinados tres periodistas; este lunes fue ejecutado Israel Vásquez Rangel, en Guanajuato

16 vistas
7 min lectura

Por. J. Jesús Lemus

La violencia contra los periodistas sigue sin contención en nuestro país: en solo 11 días tres comunicadores han sido asesinados. Con estos son ya 13 los periodistas ejecutados en lo que va de este año, una cifra que ya iguala a los trabajadores de la comunicación que fueron masacrados en el 2019, y aún faltan por transcurrir 41 días a este año, por lo que la cifra de asesinatos podría incrementar todavía más.

El asesinato más reciente ocurrió la mañana de este lunes, en el municipio de Salamanca, Guanajuato, donde fue ejecutado el periodista Israel Vásquez Rangel, quien trabajaba para el periódico El Salmantino. El comunicador fue ejecutado por un comando armado, justo cuando se encontraba sobre el bulevar Salamanca 400, a donde acudió para dar cobertura al hallazgo de un cuerpo sin vida frente a una iglesia ubicada en el lugar.

Hasta donde se sabe, Israel Vásquez Rangel ya había recibido amenazas de muerte a causa de su labor informativa, las que se comenzaron a dar desde hace tres meses, mismas de las que notificó al Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de la Secretaría de Gobernación, del gobierno federal, en donde le negaron su incorporación para recibir medidas de protección.

Tampoco el mecanismo local de protección de periodistas en el estado de Guanajuato quiso acoger al periodista Israel Vásquez Rangel, por considerar que las amenazas de muerte no eran graves, toda vez que el hoy asesinado no pudo demostrar ninguna grabación de las llamadas que se le hicieron desde el anonimato, según confirmo a Ángel Metropolitano uno compañero de trabajo de Vásquez Rangel.

De acuerdo a lo señalado por el propio Israel Vásquez a algunos de sus compañeros de trabajo, y a otros colegas del medio, las amenazas de muerte de las que fue objeto en los últimos tres meses, fueron proferidas desde una célula del Cartel Jalisco Nuevo Generación, el que se asentó en la zona tras la desarticulación del cartel de Santa Rosa de Lima.

La molestia del Cartel Jalisco, según versiones de algunos periodistas de la zona, se pudo haber debido a la denuncias que en sus espacios informativos hacia Israel Vásquez Rangel, quien fue insistente sobre el repunte de la violencia en la zona de Salamanca con la llegada del Cartel Jalisco Nueva Generación, al que se le atribuye el control del ilícito negocio de huachicol que antes estaba controlado por el Cartel de Santa Rosa.

Fue al filo de las nueve de la mañana de este lunes cuando Israel Vásquez Rangel fue ejecutado de dos balazos, uno en el abdomen y otro en la espalda, al parecer de una pistola calibre .9 milímetros, los que fueron disparados desde un vehículo en movimiento. Al parecer los agresores ya esperaban la presencia del periodista, quien acudió al lugar para dar cobertura al hallazgo de un cuerpo sin vida en la vía pública, frente a la iglesia del lugar.

El asesinato de Israel Vásquez ocurrió a solo siete días de que se suscitó el anterior homicidio de otro periodista, el de Jesús Alfonso Piñuelas, de 43 años de edad, quien trabajaba para la Televisora del Pacífico y para la Agencia Informativa ICE, en el municipio de Cajeme, Sonora, el que se registró el pasado 2 de noviembre en la colonia Amanecer del Valle.

En este caso, Jesús Alfonso Piñuelas fue ejecutado con armas de grueso calibre, al parecer por parte de un grupo armado que lo alcanzó en el lugar y lo ejecutó a manera de fusilamiento. El asesinato de Jesús Alfonso Piñuelas es el cuarto de un periodista que se registra en el estado de Sonora en lo que va de este año, donde el reacomodo de los carteles de las drogas ha tomado como blanco a los comunicadores.

Hay que recordar que el pasado 16 de mayo de este año, en el municipio de Ciudad Obregón, Sonora, fue ejecutado a balazos Jorge Miguel Armenta Ávalos; después, el 10 de junio también de este año, fue asesinada Alma Angélica Aguilar Domínguez, también en el municipio de Cajeme, Sonora, y apenas el 11 de junio también de este años, fue asesinado en el municipio de Ciudad Obregón, el periodista Jose Castillo.

A la lista de los periodistas ejecutados en los últimos 11 días se suma el asesinato de Arturo Alba Medina, de 49 años de edad, quien era conductor en un espacio informativo de la empresa Multimedio, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en el interior de su auto, junto a 11 casquillos percutido, en el municipio de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Aun cuando el gobierno federal ha guardo silencio sobre las condiciones de violencia que en los últimos meses se han agravado para los trabajadores del periodismo, en necesario señalar que los estados más violentos para ejercer el periodismo, son Chiapas, Michoacán, Chihuahua, Veracruz, Guerrero, Sonora y Guanajuato, donde por lo menos 42 comunicadores han solicitado a la Secretaría de Gobernación medidas de protección, para salvaguardar su vida.

Foto Twitter

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

La prudencia de López Obrador

Siguiente noticia

Gobierno mexicano inhabilita a exsecretaria de Cultura de Peña Nieto