Más

Suscribirse

Redes Sociales

Emilio Lozoya, negocia su libertad

Pedro Hernández Müller 

Podría tener acuerdo reparatorio por más de 10 millones de dólares; su defensa presenta petición de extradición contra Enrique Peña Nieto.

Después de 17 meses detenido en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, está viendo la luz al final del camino, pues por lo menos, en estos días Pemex aceptó entablar pláticas con él para negociar una posible reparación del daño, y se habla de 10.7 millones de dólares, por los casos de Agronitrogenados y Odebrecht.

Cabe recordar que quien fuera considerado uno de los hombres más poderosos del país durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, fue detenido en 2020, en España, y extraditado a México, no obstante, no se quedó en la cárcel debido a que llegó en calidad de testigo, alineándose al criterio de oportunidad, porque supuestamente podía proporcionar vasta información sobre los caso mencionados y colaboraría en todo lo que se necesitara, situación que no se dio, y en cambio, tuvo la desafortunada idea de mostrar su vida de derroches y lujos, motivo por el cual fue fotografiado en un restaurante de lujo, en Polanco, situación insostenible para la Fiscalía General de la República (FGR), que se vio obligada a detenerlo e ingresarlo al Reno (Reclusorio Norte) para hacer justicia.

Desde su extradición, Lozoya Austin pasó 16 meses en libertad condicionada, la cual le fue retirada bajo el argumento de “alto riesgo de fuga”.

Al extitular de Pemex se le acusa de asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho, delitos que alcanzan penas desde los dos hasta los 40 años de cárcel.

Hace apenas unos días, las autoridades dieron a conocer que el también economista, tiene un acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y Petróleos Mexicanos (Pemex) para comenzar un acuerdo reparatorio, que significaría el retiro de cargos contra el ex funcionario, siempre y cuando él pagara los 10.7 millones de dólares que se han mencionado, aunque, sin confirmar por las autoridades.

De acuerdo a lo sucedido en la audiencia del jueves 27 de abril, el abogado de Emilio Lozoya, Miguel Ontiveros, habló con el juez Gerardo Genaro Alarcón para mencionar nuevamente la posibilidad de un acuerdo, y a diferencia de otras ocasiones, en esta, los agentes del Ministerio Público no se opusieron. De esta forma, será el 18 de julio del presente año, cuando se vuelvan a reunir las partes ya con un acuerdo redactado.

Pese a lo anterior, Lozoya Austin seguirá en prisión.

Es justo mencionar que, en caso de aceptarse el acuerdo reparatorio, la madre de Emilio Gilda Austin, así como su esposa Marielle Helene Eckes, y su hermana Gilda Susana Lozoya, alcanzarían también el beneficio de dicho documento.

VAN POR EL EXPRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO

Después de darse a conocer esta posibilidad de acuerdo reparatorio, el abogado Miguel Ontiveros ha pedido que el expresidente de México, Enrique Peña Nieto, declare sobre estos temas y dé su versión sobre su presunta actuación en los casos de corrupción celebrados durante 2012 y 2018, es decir, durante la gestión del mexiquense como Jefe del Ejecutivo mexicano.

“Hay pruebas que señalan al expresidente Enrique Peña Nieto como responsable de la operación de un aparato organizado de poder enfocado a la corrupción”, dijo Ontiveros.

Desde el principio de las acusaciones contra Lozoya, éste y su abogado han señalado que el juicio no debería ser contra él, sino contra Peña Nieto, pues lo señalan como el cabecilla del movimiento que tiene a Lozoya en la cárcel.

La compra de la planta de fertilizantes Agronitrogenados de Altos Hornos de México (AHMSA), se realizó por indicaciones de Enrique Peña Nieto y el secretario de Hacienda, Luis

Videgaray, según lo señalado por Lozoya. Dicha compra fue por demás criticada, toda vez que ésta no generaba ingresos y tenía 14 años sin funcionar, no obstante, el interés de los señalados por comprarla era único y debía concretarse.

Mientras que, en el caso de Odebrecht, la constructora brasileña, se le culpa a Enrique Peña Nieto, al igual que a Luis Videgaray por ordenar la repartición de sobornos millonarios por alrededor de nueve millones de dólares para aprobar la reforma energética que daría la entrada a empresas extranjeras, en las cuales se afirma, existen adjudicaciones directas y pagos con sobreprecios.

De acuerdo con Mexicanos contra la Corrupción, las relaciones de Petróleos Mexicanos con Odebrecht han sido millonarias y como ejemplo están los contratos por 2 mil 630 millones de dólares de los cuales se afirma, existen serias irregularidades en cuanto a asignaciones directas, incumplimiento de plazos, el no cumplimiento de los objetivos en las obras y costos superiores a los contratados.

Ahora, con la ampliación de la investigación y las posibles nuevas negociaciones para Emilio Lozoya, su situación se aclara un poco, aunque, habrá que ver si efectivamente las autoridades se atreverán a extraditar al expresidente Enrique Peña Nieto (quien vive en España), pues no debemos olvidar que por el caso Odebrecht sólo existe un detenido hasta el momento, y ese es el ex senador panista Jorge Luis Lavalle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *