El último prostíbulo legal de Taiwán cierra sus puertas

149 vistas
2 min lectura
Fotografía: Pixabay

El último prostíbulo legal que quedaba en Taiwán anunció su cierre este mes y no ha solicitado renovar su licencia, lo que podría suponer el fin de este tipo de negocios en la isla, que los reguló en 1956.

«Tientienle», situado en Taoyuan (noroeste), era el único burdel aún operando según las reglas, pero su propietaria comunicó a la policía que cerraría el 1 de junio y a partir del 1 de julio, si no volviera a abrir, su licencia quedaría revocada, según una fuente policial citada por la agencia oficial de noticias CNA.

Las cuatro mujeres que trabajaban en este lugar se marcharon porque la pandemia mermó sus ingresos, que ya se habían visto reducidos en los años anteriores debido a la competencia de la creciente prostitución en línea, ilegal en Taiwán.

La isla reguló estos negocios en 1956, aunque con condiciones: necesitarían una licencia y debían cerrar tras la muerte de su propietario, algo con lo que esperaban acabar paulatinamente con la prostitución.

Desde entonces, de acuerdo a medios locales citados por la agencia taiwanesa, unos 500 burdeles recibieron licencia para operar legalmente, aunque para 2018 ya solo quedaban cuatro en funcionamiento, entre ellos «Tientienle».

El Ejecutivo taiwanés revisó en 2011 la Ley de Mantenimiento del Orden Social para permitir a los gobiernos locales el establecimiento de «distritos de luces rojas» en los que se pudiera regular el comercio sexual, y en 2019 anuló un artículo de esa normativa al considerar que castigaba a las trabajadoras sexuales pero no a sus clientes.

Por el momento, y pese a la potestad para hacerlo desde hace más de una década, ningún gobierno local ha hecho uso de la facultad para crear un «distrito rojo».

Te puede interesar: China afirma que «logrará definitivamente la reunificación con Taiwán»

Con información de EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Kim Jong-un expresa su «pleno apoyo» a Putin por el día nacional ruso

Siguiente noticia

Un «superpropagador» que visitó bares pone en jaque reapertura de Pekín