El túnel que atravesará los Alpes Suizos para conectar Escandinavia con el Mediterráneo

371 vistas
4 min lectura
Pixabay

El corredor Escandinavo-Mediterraneo es una ruta que se extiende «desde Finlandia y Suecia en el norte, hasta la isla de Malta en el sur, abarcando Dinamarca, el norte, el centro y el sur de Alemania, los núcleos industriales del norte de Italia y los puertos del sur de Italia. «- según la web de la Unión Europea.

Actualmente este corredor cuenta con muchas obras e innovación en infraestructura para mejorar su eficiencia, puesto que es el centro de las movilidad comercial de ambas regiones, sin embargo, un problema se opone aún entre la ruta y la fluidez máxima que esta pueda alcanzar: Los Alpes Suizos, esta enorme formación geológica atraviesa el corredor y la dificultad que presenta circular por ella ha provocado que llegar de Munich a Verona tenga un coste de más de una hora.

Actualmente se cuenta con una vía para automotores y ferrocarril en Bennero, sin embargo, esta no termina por ahogar el problema y a momentos terminan por atascarse debido al tránsito, de esta forma se ha generado la idea que desde la estación de Bennero se genere un túnel ferroviario que atraviese directamente a Los Alpes, sin duda alguna, una obra de ingeniería descomunal que se espera que se concluya entre 2026 y 2028.

«La conexión alpina transfronteriza entre Múnich y Verona representa un cuello de botella importante en el corredor y se aliviará con la construcción del túnel ferroviario de la base del Brennero, cuando entre en funcionamiento en 2026… el corredor del Brennero unirá una compleja red de enlaces ferroviarios de alta capacidad. Juntas, estas redes ayudarán a alcanzar los objetivos medioambientales establecidos por la UE y garantizarán el cambio modal de la carretera al ferrocarril; necesario para el futuro de la región alpina ecológicamente sensible.»

Entonces se busca generar una ruta subterránea de hasta 55 km de largo, a través de la cual podrán atravesar automovilistas, transportistas y Ferrocarriles y al unirse con otras vías existentes se volverá la ruta de ferrocarril subterráneo más grande del mundo.

«El cruce del enlace fijo de Fehmarnbelt es un componente clave en la ruta principal norte-sur entre Europa Central y los países nórdicos. Este cuello de botella transfronterizo se eliminará con la construcción del nuevo túnel de ferrocarril / carretera sumergido debajo del estrecho de Fehmarn de 18 km de ancho, entre Rødby en Dinamarca y Puttgarden en Alemania. Tras la finalización del proyecto en 2028, el tiempo de viaje entre Copenhague y Hamburgo se reducirá en aproximadamente una hora, y para el transporte de mercancías por ferrocarril, en aproximadamente dos horas.»

La obra se habrá terminado de realizar después de 20 años y en esta se contemplan salidas de emergencia cada 20 kilómetros, sin mencionar una increíble obra de ingeniería, puesto que para atravesar por completo la Cordillera se tienen que utilizar métodos variados puesto que se cuenta con hasta 4 tipos de roca dentro de la formación.

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Encuentran a la candidata trans salvadoreña desaparecida por horas en México

Siguiente noticia

Metallica reedita su «Black Album» con más de cincuenta colaboraciones