El Tianguis de San Martín Texmelucan; Donde se puede comprar desde comida y ropa hasta vehículos

2074 vistas
4 min lectura
@TexmelucanAyto

Con sus 35 hectáreas, es uno de los mercados más grandes y surtidos de América Latina, al cual asisten compradores de estados del sur de México

El Tianguis de San Martín Texmelucan, en el estado de Puebla, es un mercado amplísimo en donde se encuentran diversos productos, desde frutas, verduras, comida, textiles, ropa, calzado, ganado, antigüedades y chácharas, hasta vehículos y más.

Este mercado se ubica en el municipio de San Martín Texmelucan, y en sus inicios se ubicaba en el centro de la ciudad, pero debido a su enorme crecimiento, a partir del 13 de mayo de 1994 se reubicó en la localidad de San Lucas Atoyatenco.

Este tianguis cuenta con una extensión de más de 35 hectáreas, lo que lo convierte en uno de los más grandes de América Latina.

A este mercado acuden compradores de todo México, principalmente de estados sureños como Oaxaca, Chiapas y Guerrero, y éstos comienzan a llegar desde el día domingo a la ciudad, aunque el tianguis se instala los lunes y martes.

El tianguis es frecuentado principalmente por la venta de productos textiles por mayoreo, mismos que se producen en los estados de Puebla y Tlaxcala, pero también se vende calzado que llega de la ciudad de León, Guanajuato, y Naolinco, Veracruz.

De igual forma, en una sección del enorme tianguis se comercializan frutas y verduras, y del otro lado –el mismo día de tianguis– se venden vehículos usados.

Como el municipio de Texmelucan es fronterizo con el estado de Tlaxcala, de ese lado, en la localidad Villa Alta del municipio de Tepetitla de Lardizábal, se encuentra el tianguis de animales, visitado por campesinos y ganaderos que llegan de diversas partes del país, martes tras martes.

PARÓN POR LA PANDEMIA

Con la llegada de la pandemia por Covid-19, el tianguis de San Martín Texmelucan tuvo que frenar sus actividades comerciales, a solicitud de las autoridades sanitarias locales.

Y tras cumplirse 9 semanas de cuarentena obligada, abrió de nuevo a finales de febrero de este año, pero con un aforo controlado asistencial del 20% de su capacidad en sus 35 hectáreas.

Durante la cuarentena, miles de comerciantes del tianguis que no estaban conformes con el cierre se manifestaron, exigiendo su reapertura. Incluso algunos de ellos se vieron obligados a cambiar ropa por despensas para poder subsistir.

Varios líderes de los comerciantes aseguraron que no fueron pocos los tianguistas que quebraron por el cierre del mercado, e incluso muchos de ellos se vieron obligados a rematar sus camionetas de transporte de mercancías.

La pérdida económica por el cierre de actividades comerciales ascendió a unos 100 millones de pesos, aseguraron.

Como desde el reinicio de actividades condicionadas a un aforo de 20% de vendedores y compradores, los tianguistas se organizaron para hacer un calendario de roles de venta cada semana, para evitar ser sancionados o que les vuelvan a suspender sus actividades.

Aun así, optimistas, esperan que pronto se regularice la situación de la pandemia para poder salir a vender como antaño lo hacían.   

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

«Carlos Rivera te quiere España entera» expresó el público de Starlite Marbella

Siguiente noticia

Iniciarán en septiembre nuevos lineamientos de regulación de internet en México