Más

Suscribirse

Redes Sociales

El Sur de Asia alberga la tasa de matrimonio infantil más alta del mundo

El Sur de Asia alberga la tasa de matrimonio infantil más alta del mundo

Cerca de 290 millones de menores fueron casados por sus padres en los países del Sur de Asia, la cifra más alta del mundo, en una sociedad que ve a las niñas como una carga y el deterioro económico presiona para deshacerse de ellas, según el último informe de UNICEF.

Esto significa que una de cada cuatro mujeres en el Sur de Asia -Afganistán, Bangladesh, Bután, India, Maldivas, Nepal, y Pakistán- se casaron por primera vez antes de cumplir los 18 años.

Tres de cada cuatro de ellas dieron a luz cuando todavía eran adolescentes.

La práctica está alimentada por los efectos de la pandemia, las crisis económicas, los conflictos y el cambio climático, con familias que ven en el casamiento de sus hijos una falsa sensación de salvación, destacó este miércoles UNICEF.

Pero además “detrás de todo están algunas de las normas de género dañinas que existen en la región: las niñas no son tan valoradas como los niños, por lo que casar una niña se considera la norma”, explicó a EFE la asesora de UNICEF para la protección de la infancia en el Sur de Asia, Amanda Bissex.

HIJAS CON PRECIO

La India es hogar de unos 216,6 millones de niñas casadas. A diferencia de los varones, que son motivo de orgullo por perpetuar el legado y ser una fuente de ingreso, las niñas son todavía vistas como una carga de la que las familias deben librarse, a ser posible con un “buen matrimonio”.

En contraste, la India tiene uno de los menores números de casos de niños varones casados antes de los 18 años, cerca de solo el 3 %.

A mediados del pasado febrero, las autoridades del estado norteño de Assam iniciaron un operativo para arrestar a más de 3.000 personas involucradas en matrimonios infantiles.

Los medios indios reportaron este lunes el arresto de un hombre de 40 años acusado de casarse con una joven de 14. La menor fue, según la declaración de la policía, entregada por su familia después de que no poder pagar una deuda con el acusado.

SIN INFANCIA

Los datos de UNICEF sobre Bangladesh son contundentes: con la peor tasa de la región, más de la mitad de las niñas de este país, el 51 por ciento, fueron casadas antes de cumplir los 18 años, tres de cada diez de ellas con hombres al menos diez años mayores.

“Somos gente muy pobre. El padre de Tahmina no puede trabajar mucho porque es asmático. Nunca quise que mi hija pasara por lo que yo pasé, pero hubo un momento en el que pensé que tal vez estuvo destinado a ser así”, relató la bangladesí Arefa Begum, uno de los casos seguidos por UNICEF.

“Lloré todos los días”, contó Tahmina, que evitó que la casasen con la ayuda de un voluntario del Centro Comunitario de Protección Infantil local.

En Bangladesh, las niñas son además víctimas de acoso o burlas, y hay pocos remedios legales para esto, lo que crea una sensación de inseguridad en las familias, explicó a EFE el profesor asociado de ciencias sociales en la Universidad de Jagannath, Rafiqul Islam.

La crisis del clima es otra razón por la cual la tasa de matrimonio infantil en Bangladesh permanece sin cambios. Las inundaciones y otras consecuencias obligan a los desplazamientos de familias.

“Algunas familias piensan que es una buena decisión casar a las niñas antes de cambiar de residencia”, indicó el informe.

A ello se sumó la pandemia del coronavirus, que mantuvo las escuelas cerradas durante 543 días, y muchas familias aprovecharon para casar a sus hijas.

LEJOS DE LA META

De acuerdo con el informe de UNICEF, los porcentajes generales de matrimonios infantiles son considerablemente altos en casi toda la región, con un 51 % en Bangladesh, seguido de un 33 % en Nepal, 28 % en Afganistán, 28 % en Bután, 23 % India, 18 % en Pakistán, 10 % en Sri Lanka y 2 % en Maldivas.

“El valor de las mujeres y las niñas en la fuerza laboral ha sido un factor de prevención importante para las Maldivas en comparación con, por ejemplo, Bangladesh u otros países de la región afectados por la crisis económica”, explicó Bissex.

En el caso de Pakistán, ese 18 % por ciento significan unos 19,4 millones de casos de matrimonio infantil, según UNICEF.

En Pakistán, la práctica está arraigada a la tradición de esta sociedad islámica conservadora. En el Islam, es aconsejable dar a la hija en matrimonio tan pronto como llegue a la pubertad para evitar cualquier relación antes del matrimonio que sea ‘haraam’ o prohibida en la religión.

La tradición religiosa del matrimonio infantil se practica ampliamente en todo Pakistán, especialmente en el sur de Punjab, y en las provincias de Sindh y Baluchistán.

Pakistán tiene una ley que fija la edad mínima en 16 años para casarse, por lo que activistas y defensores del derecho infantil han insistido en la necesidad de modificar la norma, dijo a EFE la expresidenta de la Comisión Nacional sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer, Khawar Mumtaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *