Más

Suscribirse

Redes Sociales

El silencio de los vecinos rodea el brutal asesinato de una joven en plena calle en India

Los vecinos de Shahbad Dairy, un barrio humilde del norte de Nueva Delhi, guardan silencio al ser preguntados por el brutal asesinato de una joven de 16 años en plena calle la noche del domingo, a ojos de decenas de personas que no acudieron en su ayuda.

Pese a que una cámara de seguridad grabó cómo varios transeúntes pasaban por esta calle transversal a la vía principal mientras el agresor apuñalaba y golpeaba repetidamente con una enorme piedra a la chica, ningún vecino reconoce hoy a las personas que se observan en el video y que no hicieron nada por evitar el ataque.

“Todo el mundo protege su vida, todo el mundo ama su vida, no sé qué pasó, me enteré ayer cuando la gente de los medios empezó a venir”, dijo a EFE Anita Kumari, vecina de este barrio humilde donde sucedió la agresión, que lamentó que este tipo de incidentes sean cada vez más comunes en esta zona del norte de la capital.

Ella es una de las decenas de personas a las que la curiosidad, o más bien el morbo, llevó a acercarse al lugar del ataque, donde ya no queda ningún rastro del asesinato más allá de un montículo de bloques de piedra, como el que empleó el agresor contra su víctima, sobre el que juegan los niños como si fueran ajenos a lo que sucedió allí hace menos de 48 horas.

Esta calle apenas se encuentra a unos 25 metros de distancia de la arteria principal del barrio, y flanqueada por varias viviendas semiderruidas a un lado y un solar reconvertido en un vertedero al otro, sirve para acceder a las áreas más humildes del barrio, donde habitaba la víctima.

Una vez sorteado una especie de laberinto conformado por pequeñas viviendas de ladrillo y tras diez minutos andando, se llega al hogar de la adolescente, como evidencia una gran multitud conformada por decenas de curiosos y la presencia de una veintena de agentes de policía para evitar el acceso de posibles indiscretos.

Allí aguarda la familia de la joven, protegidos del revuelo del exterior por una pequeña puerta de madera, mientras el resto de vecinos observa atónito el despliegue de medios y policías.

Algunos de ellos lamentan este tipo de crímenes se han vuelto “comunes” en el barrio, algo que ya quedó claro cuando dos niñas menores de ocho años no dudaron en llevar a los periodistas a la zona donde se cometió el asesinato como si fuera lo más habitual.

LA CIUDAD MÁS INSEGURA DE LA INDIA

Esta sensación de inseguridad se experimenta en numerosos barrios de Nueva Delhi, la ciudad india más insegura para las mujeres en 2021, según los últimos datos de la Oficina Nacional de Registro de Crímenes de la India (NCRB).

En concreto, la capital registró 13.982 crímenes contra las mujeres, una cifra que dobló los 5.543 de Bombay, la segunda metrópolis de la lista.

Estos datos, sumados al último crimen de Shahbad Dairy, evidencian una preocupante tolerancia por parte de la conservadora sociedad india hacia los ataques cometidos contra las mujeres.

“Esto es una prueba de que las mujeres aquí no están seguras en absoluto (…) Si un grupo de cuatro personas juntas hubieran detenido esto entonces, nada de esto hubiera sucedido. Todos se lavan las manos, uno debe atreverse a actuar cuando sea necesario”, dijo a EFE otra joven vecina, que no quiso dar su nombre.

El agresor, de 20 años, era el presunto novio de la víctima y fue trasladado hoy a Nueva Delhi por las autoridades tras ser arrestado ayer por la policía en el estado de Uttar Pradesh, vecino a la capital india.

Según la Policía, el chico admitió que había tenido una pelea con la víctima el día anterior del asesinato y que estaba enojado porque había estado ignorándolo y ella quería romper con él.

La brutalidad del incidente conmocionó a la India y los familiares de la joven pidieron que se le aplicase al acusado la pena de muerte, un castigo en auge en este país asiático que el año pasado vio cómo 165 personas fueron condenadas con la pena capital, según un informe de un centro de investigación adscrito a la Universidad de Derecho de Nueva Delhi.

La India registró 428.278 crímenes contra mujeres en 2021, lo que supuso un incremento del 15,3 % con respecto al año anterior, con la violencia por parte del marido o de un familiar siendo la agresión más habitual al representar un 31,8 % de los casos.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *