Más

Suscribirse

Redes Sociales

El presidente de Kenia ordena despedir a funcionarios implicados en una explosión de gas

EFE/EPA/DANIEL IRUNGU
EFE/EPA/DANIEL IRUNGU

El presidente de Kenia, William Ruto, aseguró que ha ordenado el despido de los funcionarios implicados en la concesión de una licencia a una planta de gas ilegal en Nairobi, cerca de la cual una enorme explosión dejó la noche de este jueves tres muertos y 280 heridos.

“Hay personas con licencias en zonas residenciales que están poniendo en peligro las vidas de los kenianos comunes”, lamentó Ruto este sábado al intervenir en un acto público en el condado de Kakamega (oeste), según recogen medios locales.

“Le he dicho al ministerio pertinente que todos aquellos implicados en la concesión de licencias en lugares no apropiados deberían abandonar sus puestos y ser llevados ante la justicia”, añadió el presidente, al atribuir esos actos a la “incompetencia”, la “corrupción” y la “deshonestidad”.

Poco después de que Ruto hiciera estas declaraciones, la Agencia Nacional de Gestión del Medio Ambiente (NEMA, por sus siglas en inglés) reveló que “ha identificado con gran preocupación algunas lagunas graves en la concesión de la licencia” a la citada planta, que data de febrero de 2023.

En este sentido, el organismo informó de que ha apartado a cuatro responsables de sus cargos después de que se descubriera que “procesaron la licencia sin procedimiento”.

“La junta solicita a las agencias gubernamentales pertinentes que empiecen investigaciones de manera inmediata”, agregó.

Al menos tres personas murieron y 280 resultaron heridas a causa de la enorme explosión de gas que se produjo este jueves alrededor de las 23:30 horas en la zona de Mradi, en Embakasi, a unos dieciocho kilómetros del centro de la capital keniana, informó ayer el portavoz del Gobierno de Kenia, Isaac Maigua Mwaura.

“Un camión de matrícula desconocida que estaba cargado de gas explotó, provocando una enorme bola de fuego que se extendió ampliamente”, explicó el portavoz a través de la red social X.

Un cilindro de gas impactó en un almacén de prendas de vestir y material textil y, en consecuencia, el incendio arrasó vehículos y propiedades comerciales, incluidas muchas pequeñas y medianas empresas, así como las casas del barrio.

La Autoridad Reguladora de Energía y Petróleo afirmó en un comunicado que la planta de gas era ilegal y que había rechazado tres solicitudes de permisos para construir una instalación de almacenamiento y llenado de gas en el lugar de la explosión.

Los ministros kenianos del Interior, Kithure Kindiki, y de Energía y Petróleo, Davis Chirchir, revelaron en un comunicado conjunto que la planta “ilegalmente construida” fue demolida en al menos dos ocasiones por EPRA y sus operadores fueron llevados ante los tribunales.

“Los hallazgos preliminares indican que, en la fatídica noche, el llenado de cilindros de GLP se realizó usando conexiones múltiples directas al camión cisterna de GLP, lo que aumenta el riesgo de fugas y explosiones”, detallaron.

Ambos ministros se comprometieron a “priorizar la demolición” de todas las estaciones de suministro de gas ilegales en el país, así como a llevar a cabo “nuevas evaluaciones de riesgos”.

“Nuestros equipos colaborarán plenamente con otras agencias del Gobierno para investigar este incidente y procesar a cualquier persona que haya infringido la ley”, concluyeron.

Mientras, los vecinos afectados han denunciado la negligencia de las autoridades, al declarar a medios locales que trataron de ponerse en contacto con la Policía sin éxito horas antes de los hechos, cuando el ruido y el olor persistentes les hicieron sospechar que se estaba produciendo una fuga. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *