Más

Suscribirse

Redes Sociales

El presidente de Argentina repudia vallado al domicilio de Cristina Fernández

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, repudió este sábado la decisión del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires de vallar los alrededores del domicilio de la vicepresidenta del país, Cristina Fernández, y pidió que cese el “hostigamiento” a la expresidenta.

“En el día de hoy el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dispuso desplegar un operativo policial con vallas que impedían la libre circulación en las inmediaciones del domicilio de la vicepresidenta de la Nación”, dijo el jefe de Estado sobre la decisión adoptada por el Ejecutivo que encabeza el alcalde capitalino, el opositor Horacio Rodríguez Larreta.

Según Alberto Fernández, el operativo, “lejos de aportar a la tranquilidad invocada, generó un clima de inseguridad e intimidación”.

“Expreso mi más enérgico repudio a la violencia institucional desatada por el Gobierno de la Ciudad frente a una masiva manifestación de ciudadanas y ciudadanos expresándose en libertad y en democracia”, dijo el presidente.

El mandatario argentino señaló que las autoridades de la ciudad de Buenos Aires y sus fuerzas de seguridad “deben trabajar para cuidar la seguridad ciudadana evitando crear contextos de hostilidad ante masivas movilizaciones”.

“Mantener la paz social y garantizar el ejercicio de libre expresión de las personas es su responsabilidad institucional”, dijo Alberto Fernández.

Luego de que se instalara el vallado en los alrededores del apartamento donde vive la vicepresidenta, en el barrio capitalino de Recoleta, manifestantes afines a la expresidenta se concentraron en ese sitio para protestar contra esa medida del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

La protesta derivó en disturbios cuando un grupo de los manifestantes se enfrentó con la policía capitalina luego de tirar las vallas y avanzar hacia el edificio donde vive quien gobernó Argentina entre 2007 y 2015.

Los agentes antidisturbios cargaron posteriormente contra los manifestantes, utilizando un camión hidrante para dispersar a la multitud, que respondió con forcejeos y ataques a los vehículos policiales.

El Gobierno de Buenos Aires alegó que colocó el vallado para “garantizar el orden público, la paz social y la convivencia” entre los vecinos, luego de que en los últimos días seguidores de la exmandataria hicieran vigilia en el lugar para expresar a Cristina Fernández su apoyo ante la decisión de un fiscal federal de solicitar el lunes pasado una condena de 12 años de prisión en su contra por presuntos delitos de corrupción.

Alberto Fernández sostuvo este sábado que “es imperioso que cese el hostigamiento a la vicepresidenta y garantizar el derecho a la libre expresión y manifestación de los ciudadanos y ciudadanas”.

“Asimismo, exhorto a la dirigencia opositora que cesen las expresiones provocativas y violentas y permitan que todos los actores se expresen responsablemente para garantizar la paz social”, añadió el jefe de Estado.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *