Más

Suscribirse

Redes Sociales

El presidente cubano reconoce la “alta” migración de jóvenes

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, reconoció este miércoles ante el Parlamento la “alta” migración que sufre el país, sobre todo de jóvenes, y pidió evitar la “politización” del tema.

“No podemos ser parte de la politización de la migración cubana con la que trafica el enemigo”, aseguró en su discurso en la sesión constituyente de la nueva Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), que entre sus primeras decisiones lo ratificó para un segundo y último mandato.

Díaz-Canel abogó por mejorar la relación con los cubanos residentes en el exterior y expresó que el país aspira “simplemente a que respeten el suelo que los vio nacer y los formó con amor”.

Sin embargo, acotó que no hablaba de “los que han vendido su alma al diablo”, sino de los que “viviendo en cualquier lugar del mundo conservan el amor por su país”.

“Contamos con esos cubanos que no se avergüenzan con sus orígenes para ayudar a sostener la nación”, manifestó en un discurso en el que también criticó a Estados Unidos por “reforzar” el embargo económico durante la pandemia y por “alentar protestas callejeras” en la isla.

El recién reelegido presidente agradeció asimismo a “los jóvenes cubanos” que “sostienen esta revolución y el sueño de lo que hacemos y haremos en el futuro”.

“Como todo el pueblo cubano, (los jóvenes) sufren las necesidades económicas y sus terribles consecuencias, pero hacen su día a día dispuestos a hacer de Cuba un país mejor”, agregó Díaz-Canel ante la ANPP.

Cuba ha experimentado una fuerte pérdida de jóvenes en edad productiva en los últimos meses, algo que se explica, en gran parte, por el éxodo migratorio sin precedentes que vive el país.

Sólo el año pasado, las autoridades de EE.UU. interceptaron a más de 313.000 cubanos en su frontera sur con México. Esto representa alrededor del 3 % de la población total de Cuba.

La cifra no contempla a los miles de insulares que salieron hacia otros destinos como México, España o Suramérica.

La principal razón para marchar del país es la grave crisis económica que padece Cuba desde hace más de dos años. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *