Más

Suscribirse

Redes Sociales

El PMA pide el acceso humanitario inmediato a las zonas afectadas por la guerra

EFE
EFE

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) pidió hoy “el acceso humanitario en condiciones de seguridad y sin trabas a las zonas afectadas” por la guerra desatada tras el ataque por tierra, mar y aire del grupo islamista Hamás en Israel y los bombardeos en respuesta del Ejército israelí, que han causado ya cientos de muertos y miles de heridos.

La organización de la ONU “exhorta a todas las partes a que respeten los principios del derecho humanitario y adopten todas las medidas necesarias para salvaguardar la vida y el bienestar de los civiles, incluido el acceso a los alimentos”.

El Gobierno de Israel anunció que, durante los dos días de combate con el grupo palestino, más de 600 personas han muerto, más de 2.000 han resultado heridas y más de 100 fueron capturados tras el ataque y llevados a la Franja de Gaza, mientras que la cifra de víctimas mortales en Gaza se eleva a 370.

El PMA “está profundamente preocupado por el rápido deterioro de la situación en Israel y el Estado de Palestina y por el impacto de este conflicto en las poblaciones afectadas”, indica en un comunicado.

“A medida que el conflicto se intensifica, los civiles, incluidos los niños y las familias vulnerables, se enfrentan a crecientes dificultades para acceder a los suministros alimentarios esenciales, con la interrupción de las redes de distribución de alimentos y la producción de alimentos gravemente obstaculizada por las hostilidades”, asegura.

El PMA explica que está preparado para “responder rápidamente con reservas de alimentos para las personas desplazadas o alojadas en refugios, cuando la situación lo permita, y a reanudar su asistencia habitual en materia de alimentos y transferencias de efectivo a las personas vulnerables”.

Aunque destaca que la mayoría de los comercios de las zonas afectadas de Palestina “mantienen en la actualidad reservas de alimentos para un mes, éstas corren el riesgo de agotarse rápidamente a medida que la gente compra alimentos por temor a un conflicto prolongado”.

Y “los frecuentes cortes de electricidad conllevan la amenaza de que los alimentos se echen a perder”, subraya, al recordar que el PMA vigila de cerca la disponibilidad y los precios de los alimentos y otros productos básicos en su red de 300 tiendas locales y colabora estrechamente con panaderías locales para suministrar pan fresco y apoyar la economía local.

El PM, que atiende a unos 350.000 palestinos al mes y presta asistencia a casi un millón junto con otros socios humanitarios, recuerda que la guerra se produce tras “un devastador recorte de la asistencia para el 60 por ciento de los beneficiarios de la ayuda alimentaria del PMA desde junio de 2023, debido a la escasez de fondos, que dejó a sólo 150.000 personas recibiendo raciones reducidas”. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *