Más

Suscribirse

Redes Sociales

El peso mexicano se deprecia un 3.2% en comparación con el cierre de julio debido a la rebaja en la calificación crediticia de Estados Unidos

El peso mexicano se ha convertido en la moneda emergente más afectada en la apertura de este jueves, alcanzando un máximo de 17.37 pesos por dólar. La depreciación del peso ha llegado al 3.2% en comparación con el cierre de julio, y esto se atribuye a dos factores principales: el aumento en las tasas de rendimiento de los activos del Tesoro de Estados Unidos y la creciente aversión al riesgo en los mercados financieros tras la rebaja en la calificación crediticia de Estados Unidos por parte de la agencia Fitch Ratings.

 

Esta semana, Fitch recortó la calificación crediticia de Estados Unidos de AAA a AA+, lo que generó inestabilidad en los mercados financieros. La volatilidad actual podría deberse a que los inversionistas aún están evaluando las implicaciones de esta reducción en otros mercados.

 

Aunque algunos especialistas consideran que la depreciación del peso podría ser un efecto temporal y esperan que el dólar se estabilice y posteriormente disminuya, la incertidumbre persiste.

 

Durante la sesión, se prevé que el tipo de cambio fluctúe entre 17.20 y 17.50 pesos por dólar, según Banco Base. La situación actual está siendo monitoreada de cerca por los mercados financieros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *