Más

Suscribirse

Redes Sociales

El papa tuvo que suspender su agenda de hoy por tener fiebre

El papa Francisco tuvo que anular su agenda prevista para hoy por tener fiebre, confirmó a EFE la oficina de prensa del Vaticano.

“Debido a un estado febril el papa no ha tenido audiencias esta mañana”, explicó el portavoz vaticano, Matteo Bruni, sin dar más detalles.

Esta mañana no se envió a los medios la tradicional agenda del papa Francisco y sólo posteriormente se supo que había sido suspendida.

En la tarde del jueves, el papa había asistido en buena forma a un acto de la fundación Scholas con alcaldes latinoamericanos y otras personalidades, mientras que por la mañana había recibido a los obispos italianos, reunidos en asamblea.

“El papa estaba cansado, ayer tuvo una jornada muy intensa”, dijo después el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, al margen de una reunión en la embajada de Italia ante la Santa Sede citado por los medios locales.

El cardenal explicó que este jueves Francisco “vio a muchísima gente y, en el encuentro de Scholas Occurrentes quiso saludarlos a todos. En un determinado momento, la resistencia falla”, según las mismas fuentes.

Esta tarde, además, la oficina de prensa de la Santa Sede confirmó que el próximo lunes por la mañana el pontífice entregará el Premio Pablo VI al presidente de la República italiana, Sergio Mattarella.

Francisco fue ingresado a finales de marzo en el hospital Gemelli de Roma por “una pulmonía aguda”, según explicó él durante el vuelo de regreso de su viaje a Hungría.

“Lo que he tenido es que me sentí mal después de la audiencia, no quise comer y me fui a dormir, pero no perdí el sentido, sólo tenía fiebre alta”, explicó el papa al ser preguntado por los motivos de su hospitalización de tres días en el Policlínico Gemelli de Roma.

Y añadió: “Pero el organismo ha reaccionado bien al tratamiento”, agregó a los periodistas en el avión Francisco, que salió después de tres días hospitalizado y prosiguió con su apretada agenda, incluso en la Semana Santa.

Durante su ingreso en el hospital, el Vaticano explicó que Francisco sufría una bronquitis de base infecciosa, por lo que se le aplicó un tratamiento de antibióticos en infusión, por vía intravenosa y desde el primer día hospitalizado su salud regsitró una “mejoría”.

Esa fue la segunda vez que Francisco fue ingresado en el Gemelli. La primera tuvo lugar el 4 de julio de 2021, cuando fue operado del colon y quedó hospitalizado durante diez días.

Desde entonces, el papa también ha padecido un problema en su rodilla derecha que le obliga a andar con bastón o con silla de ruedas y ha asegurado en varias ocasión que no se quiere operar. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *