Más

Suscribirse

Redes Sociales

El papa se sometió a fisioterapia respiratoria y rezó el ángelus en la capilla privada

El posoperatorio del papa Francisco es normal, se ha sometido a fisioterapia respiratoria y rezó el ángelus en la capilla del apartamento privado del décimo piso del hospital Gemelli de Roma, donde se encuentra ingresado desde el pasado miércoles por una operación de una hernia abdominal, informó el Vaticano.

Los médicos habían desaconsejado al pontífice celebrar públicamente desde el hospital el ángelus para evitar esfuerzos que pongan en riesgo la cicatrización de la malla que se le ha aplicado en la pared abdominal después de la operación en la que se le eliminaron algunas adherencias que podrían haber provocado una obstrucción intestinal.

En el último parte médico de hoy se informó de que el papa continúa sin fiebre y es hemodinámicamente estable, “se sometió a fisioterapia respiratoria y continuó moviéndose”.

“Durante la mañana siguió en directo por televisión la Santa Misa y recibió la Eucaristía. Luego se dirigió a la capilla del apartamento privado, donde se reunió en oración para el rezo del Ángelus”, informó en un comunicado el Vaticano.

Luego, añadió la nota, “almorzó junto a quienes lo asisten en estos días de internamiento en el apartamento privado, médicos, auxiliares, enfermeros y personal del cuerpo de la Gendarmería (la policía vaticana)”.

El cirujano que le operó el pasado miércoles y también en julio de 2021 en el colon, Sergio Alfieri, en una rueda de prensa este sábado explicó que “en los últimos días se han suspendido todo tratamiento por vía venosa y se alimenta con una dieta semilíquida. Sus análisis de sangre y la radiografía de tórax postoperatoria son buenos”.

Alfieri también subrayó que “el papa no ha tenido ningún tipo de problema cardíaco ni ha sufrido algún infarto”, precisó Alfieri a las preguntas de los periodistas durante una rueda de prensa en el hospital.

Desde el punto de vista cardiorespiratorio el papa está bien, agregó el doctor, responsable de cirugía del hospital Gemelli, y explicó que hace dos meses tuvo un pequeño problema (la pulmonía) “como puede tener cualquier persona de 86 años pero no tiene ningún tipo prácticamente de tratamiento, lo único el problema en la rodilla, pero no tiene ni ha tenido ningún problema”.

Detalló además que el papa no está sufriendo mucho dolor y por eso “se somete a una terapia analgésica normal para asegurarse de que pueda respirar bien, porque cuando te operan el abdomen, intentas respirar más superficialmente para sentir menos dolor” pero que no “es un analgésico blando, nada especial, para que le permita una buena respiración”.

El equipo médico le ha aconsejado que permanezca ingresado para su total recuperación al menos toda la próxima semana y Francisco aceptó, según informó Alfieri. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *