Más

Suscribirse

Redes Sociales

El papa pide a los jóvenes no fiarse de las ilusiones del mundo virtual en acto de la JMJ

El papa Francisco pidió hoy a los jóvenes que no se dejen engañar por los “algoritmos” y “las ilusiones de lo virtual” en la ceremonia de bienvenida de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Lisboa, el primer gran acto multitudinario de este evento católico y que contó con cerca de medio millón de jóvenes.

El papa llegó al parque Eduardo VII en papamóvil y durante más de 30 minutos recorrió el recinto para saludar a los cientos de miles de jóvenes llegados de todo el mundo y que mostraron su entusiasmo a Francisco con gritos y cánticos.

La ceremonia comenzó con algunos bailes de los jóvenes, no faltó el fado, y se leyeron extractos de cartas que los chicos y chicas han enviado al papa contándole sus problemas y angustias.

Como es tradicional en esta ceremonia, después desfilaron las banderas de los 151 países presentes, el icono de la virgen que regaló a la JMJ Juan Pablo II y la cruz peregrina, que ha recorrido varios países hasta llegar a Lisboa y que será entregada a los representantes del próximo país donde se celebrarán estas jornadas.

Después Francisco tomó la palabra para ahuyentar a los jóvenes de ese mundo virtual que “sabe quien eres, pero no te quiere”.

“Dios te llama por tu nombre significa que para Él no eres un número, sino un rostro, una cara y un corazón. Quisiera que veas una cosa: muchos hoy saben tu nombre, pero no te llaman por tu nombre. De hecho, tu nombre es conocido, aparece en las redes sociales, se elabora por algoritmos que le asocian gustos y preferencias”, advirtió el papa.

Agregó que “todo esto no interpela tu unicidad, sino tu utilidad para los estudios de mercado. Cuántos lobos se esconden detrás de sonrisas de falsa bondad, diciendo que saben quién eres, pero que no te quieren” y te dejan solo cuando “ya no les interesas”.

“Son las ilusiones de lo virtual y debemos estar atentos para no dejarnos engañar, porque muchas realidades que nos atraen y prometen felicidad después se muestran por aquello que son: cosas vanas, pompas de jabón, superfluas, sucedáneos que nos dejan vacíos por dentro”, dijo el papa, que agregó: “Jesús no; Él confía en ti, para Él tú importas”.

Francisco también les habló además de una Iglesia en la que “hay espacio para todos” y en “la Iglesia ninguno sobra, ninguno está demás” y les pidió que “cuando no haya este espacio, esforcémonos para que lo haya, también para el que se equivoca, para el que cae, para el que le cuesta”.

“El Señor no señala con el dedo, sino que abre sus brazos; nos lo muestra Jesús en la cruz. Él no cierra la puerta, sino que invita a entrar; no aleja, sino que acoge”, recordó a los jóvenes.

El papa, que habló en español para sentirse más cómodo e improvisar, animó a los jóvenes “a tener valor y seguir adelante” e instó a los chicos y chicas a repetir varias veces “Dios nos ama” antes de despedirse. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *